Opinión

Propuestas para mejorar las pensiones

Propuestas para mejorar las pensiones

El déficit estructural que padece el sistema desde 2012, con un agujero próximo a los 20.000 millones de euros al año, se verá agravado como resultado de volver a ligar la subida de las prestaciones al IPC y el progresivo envejecimiento de la población

Ante la ausencia de consenso político para afrontar de una vez la preocupante situación que atraviesa la Seguridad Social, los expertos insisten, una vez más, en la necesidad de poner en marcha una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad de las pensiones a medio y largo plazo, tal y como ya ha sucedido en otros países desarrollados. El déficit estructural que padece el sistema desde 2012, con un agujero próximo a los 20.000 millones de euros al año, se verá agravado como resultado de volver a ligar la subida de las prestaciones al IPC y el progresivo envejecimiento de la población, ya que la generación del baby boom empezará a jubilarse durante la próxima década. Si España no adapta el actual modelo de reparto a esta nueva realidad demográfica, el cobro de las futuras pensiones estará en riesgo, dado que su financiación dependerá de la emisión de deuda pública, cuyo volumen registra máximos históricos, rozando el 99 por ciento del PIB.

Por ello, el Foro de Expertos del Instituto Santalucía recomienda, entre otras medidas, blindar las pensiones mínimas frente a la inflación, al tiempo que se impulsa la creación de empleo, el aumento de la productividad y la prolongación de la vida laboral mediante la posibilidad de compatibilizar pensión y trabajo. Aunque lo más relevante es que también abogan por transitar hacia un sistema de cuentas nocionales, a imagen y semejanza del que existe en Suecia, donde la pensión se calcula en función de las aportaciones realizadas y la esperanza de vida. Si a ello se suma la aplicación de fuertes incentivos fiscales para fomentar el ahorro privado de cara a complementar la jubilación, el resultado sería una Seguridad Social saneada y unas pensiones decentes y sostenibles en el tiempo.