Opinión

¿Por qué odian a los ricos?

¿Por qué odian a los ricos?

«A diferencia del odio primario, la envidia se transforma en odio deseando el infortunio o hundimiento de los ricos. Una variable de la envidia a los ricos: el descubrimiento -real o supuesto- de que su riqueza es una ficción, o resultado de alguna estafa o corrupción. No hay engaño sin autoengaño. Y ese odio y esa envidia devienen en un impulso agresivo que daña a toda la sociedad»

División de opiniones: hay quien odia a los ricos y quien los envidia como antesala del odio. Odio que carece de sentido si tenemos en cuenta que, en Occidente, gracias a la riqueza generada por los ricos (empresarios, banqueros, inversores o ahorradores), las condiciones de existencia de amplias capas de la población han mejorado ostensiblemente. La riqueza propiciada por el capitalismo liberal ha conseguido que vivamos mucho mejor que ayer. Hoy, el ciudadano occidental disfruta en general de un apreciable nivel de vida: bienestar, crecimiento, desarrollo, sanidad, educación, consumo, cobertura de necesidades básicas, ocio, comunicaciones e, incluso, confort.

Reconozcamos que vivimos en el mejor período de la historia. Mérito que hay que atribuir al esfuerzo de la ciudadanía. Pero, también