Opinión

Podemos empeora su futuro penal

Podemos empeora su futuro penal

Ahora también se acusa a Podemos de incurrir exactamente en los mismos delitos que tantas veces denunció de otros partidos

Un juez de Madrid comunicó recientemente a Podemos, en una aclaración judicial solicitada por el propio partido de Pablo Iglesias, que mantiene activa una investigación penal por haber encontrado indicios de que este partido ha incurrido en delito electoral, de financiación irregular y falsedad. Se trata de una investigación con origen en el Tribunal de Cuentas porque Podemos nunca aclaró el pago de 363.000 euros a una de sus empresas consultoras, Neurona Comunidad, con motivo de supuestas gestiones e informes no acreditados durante la campaña de las elecciones generales de abril de 2019. Ahora, después de que el juez haya sido indignamente presionado por Podemos con una de tantas campañas de desprestigio a los Tribunales a las que nos ha acostumbrado, Iglesias ya sabe que se investiga una «simulación de contrato» con Neurona. Y además, un supuesto cobro de comisiones encubiertas porque no consta que aquella operación tuviese siquiera gastos de personal o de medios materiales, y porque «se distrajo» dinero del partido sin control alguno.

Iglesias ya ha aclarado que aunque el Tribunal Supremo llegue a imputarle en el caso Dina, no va a dimitir como vicepresidente. Junto a este proceso, este otro le parecerá peccata minuta. Pero la acusación apunta a ser grave y la Fiscalía de Madrid considera pertinente mantener la imputación a efectos procesales. Hace tiempo que Iglesias se convirtió en parte de esa «casta» que odiaba. Ahora también se acusa a Podemos de incurrir exactamente en los mismos delitos que tantas veces denunció de otros partidos. Algunas alfombras han empezado a levantarse en ese partido, y por indicios de bastante menor entidad que estos, y sin que hubiese siquiera imputaciones,ministros del PSOE y del PP fueron forzados a dimitir.

Ver los comentarios