Opinión

Pesimistas y decepcionados con el Gobierno

Pesimistas y decepcionados con el Gobierno

Hasta a la coordinación ha renunciado el Ministerio de Sanidad, convertido en un mero espectador entregado a la simple recopilación de datos y a comentar sus impresiones y vaticinios sobre una nueva ola de contagios

El último barómetro de GAD-3 para ABC sobre la pandemia deja dos conclusiones claras: que los españoles son pesimistas mayoritariamente sobre la evolución de esta crisis sanitaria y que aumentan exponencialmente los ciudadanos que creen que el Gobierno de Sánchez lo está haciendo peor que los de otros países. En apenas tres meses, el agravamiento de la situación que detecta el sondeo se ha disparado más de diez puntos (del 35 por ciento, al 49,6) y más aún ha crecido la opinión de que los gobiernos de otras naciones están haciéndolo mejor que el de España (del 34,8 por ciento en junio, al 47,8). La encuesta refleja por tanto pesimismo y desencanto de los españoles. Y es lógico que lo haga después de que el Ejecutivo se haya desentendido de la gestión desde el fin de esta de alarma, endosándole toda la responsabilidad a las autonomías. Al tratarse de una pandemia, ese quitarse de enmedio suponía una temeridad, como advertimos en su día desde estas páginas y como estamos viendo día a día. Hasta a la coordinación ha renunciado el Ministerio de Sanidad, convertido en un mero espectador entregado a la simple recopilación de datos y a comentar sus impresiones y vaticinios sobre una nueva ola de contagios que amenaza con poner al límite al sistema sanitario. No es extraño, por tanto, que en el sondeo el Gobierno central obtenga peor nota que los de las comunidades. Mientras la gestión de los ejecutivos regionales es considerada «buena» por un 27 por ciento de los encuestados (sin duda un mal dato), la de Sánchez apenas es calificada así por solo el 22%, cuando a finales de junio era valorada por el 34 por ciento de los españoles. Recelos más que justificados hacia un Gobierno que tuvo una actitud irresponsable al comienzo de la pandemia, que ahora tampoco está dando la talla y que, además, oculta a los españoles el número real de muertos de esta tragedia.

Ver los comentarios