Opinión

Monarquía es convivencia en democracia

Monarquía es convivencia en democracia

«Convivencia es por lo que lucharon nuestros reyes, con Don Juan desde mucho antes de 1978, con el Rey Juan Carlos parando golpes de Estado como el 23 de febrero de 1981, o con el Rey Felipe el 3 de octubre de 2017 frenando en seco a los secesionistas catalanes. Convivencia en democracia es, como ha hecho el Rey Felipe, estar presente en todas las comunidades de España»

Cuando el general Franco muere en 1975, todos los líderes de los partidos políticos democráticos en la clandestinidad miraron, sin excepción, hacia el Rey Juan Carlos. Todos de una manera u otra, directa o indirectamente, desde España o desde el exilio, sabían lo que el Rey Juan Carlos y sus colaboradores más íntimos querían para España, que era exactamente lo mismo que todos ellos querían, libertad, y a su vez, todos ellos lo enmarcaban en un espíritu de convivencia en democracia que empapaba la sociedad española.

Después de 40 años de dictadura, consecuencia de una terrible guerra civil, consecuencia a su vez del destrozo de la II República por los socialistas prosoviéticos y los comunistas, la sociedad española, los ciudadanos