Opinión

Más oferta para abaratar el alquiler

Más oferta para abaratar el alquiler

La izquierda, de la mano de Podemos en algunos ayuntamientos y del PSOE a escala nacional, llegó al poder bajo la firme promesa de abaratar el precio de la vivienda, pero el resultado obtenido hasta el momento ha sido justo el contrario, debido a las erróneas políticas puestas en marcha. El fuerte encarecimiento registrado en los últimos años, especialmente en materia de alquiler, se debe en parte a la recuperación económica, dado que la demanda ha crecido, pero también al frenazo que ha sufrido la oferta como consecuencia de las restricciones aprobadas. La prueba más palpable de la difícil situación que padece el mercado del alquiler es que los desahucios por impago subieron más de un 5 por ciento interanual en el primer trimestre, mientras que las ejecuciones hipotecarias cayeron un 19 por ciento, según publicó ayer el CGPJ.

La paralización de grandes proyectos inmobiliarios en algunas ciudades, como es el caso de Madrid y Barcelona, y las nuevas trabas que ha impuesto el Gobierno de Pedro Sánchez a los propietarios, tras aumentar los contratos de alquiler a cinco años y limitar las garantías, han dado como resultado una subida de precios mucho mayor, con las consiguientes dificultades para los inquilinos. La fijación de precios máximos al alquiler, la connivencia con los okupas y un mayor intervencionismo en esta materia, tal y como pretenden los partidos de izquierda, lejos de solventar la situación, agravarán de forma muy sustancial el problema, ya que contribuirán a reducir aún más la oferta de viviendas. España necesita agilizar el mercado del alquiler mediante una reforma que refuerce la seguridad jurídica de los propietarios para, de este modo, incrementar el parque inmobiliario y lograr el ansiado abaratamiento. La inseguridad del propietario perjudica al inquilino.