Opinión

Mártires de la UCA: 30º aniversario

Mártires de la UCA: 30º aniversario

«Los mártires de la UCA eran personas de conciencia, que no sedejaron engatusar ni neutralizar por el poder, y eligieron responder al “deber” escuchando la voz de la verdad y sus exigencias. Vivir así claro que tiene consecuencias»

Se cumplen hoy treinta años de aquella fatídica madrugada de 1989, en la que un pelotón del batallón Atlácalt del Ejército de El Salvador, siendo presidente del país Alfredo Cristiani, irrumpió en la residencia de los jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (la UCA) matando vilmente a todos los que encontraron allí: Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad; Segundo Montes, director del Instituto de Derechos Humanos; Ignacio Martín-Baró, vicerrector académico; Amando López, profesor de Filosofía; Juan Ramón Moreno, profesor de Teología y formador de jesuitas, y Joaquín López, pastoralista de Fe y Alegría. Cinco españoles y un salvadoreño.

Junto a ellos acribillaron a dos mujeres, Julia Elba y Celina Ramos, madre e hija, que trabajaban en la casa