Opinión

Las nubes anuncian tormenta

Las nubes anuncian tormenta

«Debemos pedir al Gobierno que busque la unidad sin fragmentaciones ideológicas, que se vuelque en la formación, que en sus políticas infunda ánimo, en vez de coartar, y que, ante la tormenta, además de darnos elementos protectores, haga lo posible para que no se produzcan daños indeseados. En estos momentos históricos para España tomar el camino equivocado sería imperdonable. Tenemos que acertar»

Estamos viviendo un tiempo cuajado de incertidumbre. Aún no hemos asimilado en toda su magnitud enorme la dimensión de la pandemia, Covid-19, que cual negro nubarrón anuncia una poderosa tormenta y como todo fenómeno social de carácter global las consecuencias son muy variadas, y todas negativas. La primera se refiere a la salud, que está tomando un cariz muy preocupante. Las cifras de afectados y fallecidos -en el mundo y en España- son un número cada vez más alarmante que exige medidas enérgicas y certeras que eviten la catástrofe. Ahí juega un papel fundamental la responsabilidad personal, pues por muchas normas que se dicten, si no tomamos conciencia de que debemos tomar medidas precautorias cada uno de nosotros, será difícil