Opinión

La voz de la Iglesia en Cataluña

La voz de la Iglesia en Cataluña

«Dar cobertura moral a aquellos que pretenden atentar contra la unidad de esta vieja Nación que es España, constituye un grave error que escandaliza a no pocos católicos de nuestro país, pues como recuerda el Evangelio «no se puede servir a dos señores» esto es, no se puede estar al mismo tiempo con los que aman a España y con los que la desacreditan sin rubor y quieren romperla»

Leo en «Alfa y Omega» de hace unos días una breve transcripción de la declaración efectuada por los obispos de Cataluña sobre la situación en esa comunidad autónoma, a raíz de la reciente sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado por un delito de sedición y malversación de caudales públicos a distintos dirigentes nacionalistas catalanes.

Declaro antes de nada mi absoluto respeto y consideración a lo que puedan sentir y pensar los señores obispos en esta ocasión, pero al no tratarse de materia alguna que haga referencia a la moral ni a las buenas costumbres, sino a una cuestión de estricta dimensión política y sobre la que cualquier ciudadano puede, lógicamente, opinar y, llegado el caso disentir, me permito afirmar