Opinión

La memoria borrada

La memoria borrada

«Estas son las tres memorias, la de la Transición y la Constitución, el terrorismo etarra y la traición separatista que pretenden extirparnos y darnos el cambiazo con su relato mentiroso. Y son los mismos, o herederos, o aliados, o confluyentes que intentaron acabar con la primera y estuvieron, acompañaron o “comprendieron” a los segundos y terceros»

El primer e inexcusable paso para infectar las mentes no puede ser otro que borrar nuestra memoria. Por ello el empeño máximo de los sembradores del odio y el enfrentamiento entre los españoles es, antes que nada, proceder al lavado del cerebro y extirpar en él lo acaecido para alcanzar la actual situación de libertad y democracia que nuestra nación disfruta desde el año 1977.

No es posible colocar como verdad la mentirosa Ley de Memoria Histórica y ahora la nueva vuelta de tuerca de la Democrática tan tuerta y sectaria como la anterior, si no se logra al tiempo borrar del consciente colectivo la verdadera y generosa epopeya de reconquista de la libertad y la soberanía por y para