Opinión

El único enemigo debería ser el virus

El único enemigo debería ser el virus

Llega el ordeno y mando, esta intervención efectiva en las competencias autonómicas, después de que Sánchez se lavara las manos

El Gobierno volvió a fracasar en su intento de consensuar las medidas restrictivas contra la segunda ola del Covid-19 y además pretende imponer un cierre de Madrid con una argucia de dudosa legalidad basada precisamente en esa falta de consenso. Los buenos augurios de la reunión previa con Madrid saltaron por los aires en el consejo interterritorial de salud y, por una causa o por otra, algunas regiones pusieron pegas al plan de Salvador Illa. No solo Madrid se plantó, otras cuatro comunidades lo hicieron. Pero como la mayoría sí acató el plan de Illa, el ministro las impuso para municipios de más de 100.000 habitantes, con ese nuevo baremo de los 500 contagios, inexistente en las anteriores recomendaciones del ministerio. Llega pues el ordeno y mando, esta intervención efectiva en las competencias autonómicas, después de que Sánchez se lavara las manos, delegase toda la respuesta a la pandemia en las comunidades y no se entretuviera ni en coordinar de manera eficiente la respuesta de cada región. Y si Illa tiene que explicar ese giro que le llevó a alabar el martes las medidas tomadas por Madrid y 48 horas después a pedir el confinamiento urgente de toda la región, Díaz Ayuso ha de explicar por qué también ha cambiado ella en solo 24 horas. Con todos los errores que haya podido cometer Madrid, es ingenuo no constatar el interés del Ejecutivo en socavar el principal frente autonómico de oposición a su política. Y ese tactismo político es inaceptable, por un lado y por otro. Los ciudadanos están desconcertados y decepcionados con esta trifulca con la salud de por medio. Llueve sobre mojado. Cuando a Sánchez le convino dio por derrotado al virus y lanzó a los españoles a disfrutar de su «nueva normalidad», reeditando su pecado original: no saber leer los datos de lo que se nos venía encima. Ahora todos, a izquierda y derecha, deben aprender de ese error.

Ver los comentarios