Opinión

El laberinto del galeón San José

El laberinto del galeón San José

«Las aguas donde yace el San José no las adquirió Colombia por guerra, ni «fueron libertadas» de ninguna manera, sino que son consecuencia del concierto internacional diplomático y jurídico de la comunidad de las naciones, nace del derecho internacional y de la paz, no de las armas, ni de las conquistas»

En situaciones sin aparente solución, da la sensación de que la buena voluntad no busca alternativas sino refugio. Este es el caso del laberinto del galeón San José, la reciente declaración de Bogotá, del 18 de octubre de 2019, entre la vicepresidenta colombiana y los ministros españoles de Asuntos Exteriores y de Cultura, ofrecía una coincidencia de buenos propósitos por ambos gobiernos sobre que el patrimonio cultural subacuático es indivisible y no admite un fin comercial y asimismo acordaba «explorar y considerar mecanismos que permitan materializar la oferta de cooperación científica y cultural del Reino de España al Gobierno de Colombia en torno al proyecto del galeón San José».

¿De qué proyecto se habla? Obviamente aún del único que existe: