Opinión

Corregir ya el déficit de personal sanitario

Corregir ya el déficit de personal sanitario

Cualquier parámetro que se elija señala que España tiene mucho más potencial sanitario del que finalmente termina aprovechando

La pandemia ha tensionado todo el sistema sanitario de una manera crítica de tal forma que, infraestructuras aparte, se observa un déficit de profesionales que, paradójicamente, contrasta con los cerca de 4.000 médicos que todos los años se marchan a otro país de la Unión Europea a buscar empleo, fundamentalmente a Alemania y el Reino Unido. Ahora, muchas comunidades están a la espera de que facultativos de fuera de la Unión sean habilitados para ejercer en España y completar el déficit en determinadas áreas, fundamentalmente en la atención primaria. Por cada seis sanitarios que se marchan a un país de la UE solo uno llega a España procedente de la Unión, lo que indica el escasísimo atractivo que para los profesionales tiene nuestro país, que efectivamente cuenta con una muy buena sanidad pública aunque ésta presente déficit notables en algunas áreas del complicadísimo sistema. A duras penas pueden las comunidades autónomas pagar la factura, que a nivel estatal supone el 6,37% del PIB. Y eso que el soporte de la sanidad privada aporta otro 2,7% del PIB nacional al sistema de salud. Aún así es insuficiente y desde el principio, pues, por ejemplo, en la última convocatoria para el MIR se presentaron 16.000 aspirantes para 7.615 plazas para cinco años de residencia y especialidad.

Cualquier parámetro que se elija señala que España tiene mucho más potencial sanitario del que finalmente termina aprovechando, de tal modo que la inversión en formación se la ahorran los países donde luego terminan nuestros médicos y enfermeros. El fondo del problema siempre remite a lo mismo: la falta de un plan nacional, coordinado por el Gobierno, que determine las carencias y la ruta a seguir para corregir las posibles carencias estructurales.

Ver los comentarios