Opinión

Cervantes, ¿bastardo?

Cervantes, ¿bastardo?

«Los españoles -con su Gobierno a la cabeza y la respuesta tan poco ambiciosa de nuestro ministro de Cultura-, seguimos sin ser capaces de articular un discurso de futuro sobre la historia que hemos vivido y protagonizado -siempre detrás de esa leyenda negra»

En 1956, un hombre arrojó una piedra contra el cuadro de la Mona Lisa de Leonardo en El Louvre. Años después, en 1974, cuando el cuadro viajó a Tokio, una mujer intentó rociarlo con tinta roja. El 22 de mayo de 1972, un hombre atacó con un martillo el conjunto escultórico de La pietà de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. «Si me matan, mejor, porque así iré directamente al paraíso», dijo el perturbado cuando fue arrestado, después de infligir varios destrozos en la cara de la Virgen. Y así podríamos seguir haciendo un recorrido por el vandalismo de obras de arte a lo largo y ancho del mundo. El pasado 20 de junio, nos