Opinión

Cáceres y el cine

Cáceres y el cine

«Los siglos XV y XVI eran Cáceres para el cine. Ya en 1996, Andrés Vicente Gómez como productor elige esta ciudad para que Gerardo Vera se ocupe de la dirección de una nueva versión de la inmortal «La Celestina» de Fernando de Rojas. Entonces una jovencísima Penélope Cruz. Terele Pávez y Maribel Verdú ocupan el elenco del rodaje»

Que fue el arte del siglo XX, nadie lo duda. Que lo será en lo que venga, por mucho que las pantallas del ordenador, o del móvil se empeñen, también. El cine transformó la realidad de verdad, y ya no hay vuelta atrás. Una forma de contemplar la vida, el interior de las gentes giró en torno a las imágenes en movimiento. Fue algo mágico, y maligno, y sublime. Lo que formaba parte de la historia de la humanidad se convertía en eterno, algo sin un tiempo preciso, ni un lugar concreto. Todo formaba parte del gran escenario de la vida y de la historia. España posee un Patrimonio Histórico excepcional, un plató de ensueño. Cualquier ciudad con genuinos rasgos