Mundo

Unos zapatos de talla 75, la solución de un zapatero rumano para mantener la distancia social

Unos zapatos de talla 75, la solución de un zapatero rumano para mantener la distancia social

A mediados de mayo, poco después de que comenzase la desescalada de un confinamiento de dos meses para evitar la propagación del nuevo coronavirus en Rumanía, el zapatero rumano Grigore Lup, de la ciudad transilvana de Cluj, notó que la gente no respetaba las normas de distanciamiento social.

Así que a Lup se le ocurrió la idea de unos zapatos de cuero con una punta larga para ayudar a mantener a las personas separadas: "Si dos personas con estos zapatos estuviesen enfrente, habría casi un metro y medio entre ellas", defiende Lup. Su tamaño es el equivalente a una talla 75 europea.

"Se puede ver en la calle, la gente no respeta las reglas de distanciamento social", asegura Lup, que lleva 39 años haciendo zapatos de cuero. "Fui al mercado a comprar semillas para mi jardín. No había mucha gente allí, pero seguían acercándose cada vez más".

La tienda de Lup, abierta en 2001, vende zapatos al público general, pero depende en gran medida de órdenes personalizadas de teatros y óperas en todo el país, así como conjuntos de danza folclórica tradicional. Su negocio llegó a un punto muerto cuando los eventos en vivo fueron cancelados o pospuestos debido a la pandemia, aunque él se mantuvo cautelosamente optimista de que las ventas se recuperarían con el tiempo.

Lup explica que para realizar el calzado se inspiró en un modelo que había hecho para actores y asegura que hasta ahora ha recibido cinco pedidos de estos 'zapatos de distanciamiento social'.

Grigore Lup trabaja en un par de sus ';zapatos de distanciamiento social';.
Grigore Lup trabaja en un par de sus ';zapatos de distanciamiento social';.REUTERS

Cada par requiere dos días de trabajo, utiliza casi un metro cuadrado de cuero, y cuestan 500 lei (104 euros).

Lup, 55 años, comenzó a fabricar zapatos a los 16, aprendiendo de un zapatero que a los 93 años todavía hace calzado tradicional húngaro.

Rumanía, que ha reportado 18.791 casos de coronavirus y 1.240 muertes, comenzó un levantamiento gradual de su confinamiento el 15 de mayo.