Mundo

Un policía búlgaro utiliza gas pimienta en una protesta y acaba rociando a sus propios compañeros

Un policía búlgaro utiliza gas pimienta en una protesta y acaba rociando a sus propios compañeros

El agente no tuvo en cuenta la dirección del viento antes de utilizar la sustancia química

El incidente ocurrió hace unos días en la capital de Bulgaria, Sofía. Decenas de manifestantes se concentraron frente al Parlamento para pedir un adelanto de las elecciones. El grupo trató de bloquear la calle de la Asamblea Nacional, por lo que la policía decidió utilizar gas pimienta para dispersar a la multitud.

Sin embargo, uno de los policías no tuvo en cuenta la dirección del viento. La sustancia química acabó así afectando a sus propios compañeros, que rapidamente se giraron, buscando agua para quitar los efectos lacrimógenos.

La secuencia se viralizó en redes sociales, con cientos de usuarios mofándose del incidente y otros debatiendo sobre el uso excesivo del gas en una protesta así o recalcando la falta de experiencia de los agentes en situaciones similares.