Mundo

Un hombre acuchilla a dos feligreses en una iglesia en Moscú

Un hombre acuchilla a dos feligreses en una iglesia en Moscú

Un hombre con un cuchillo ha atacado a los fieles en una iglesia en el centro de Moscú, hiriendo a dos personas. El incidente ocurrió en la Iglesia de San Nicolás, en la calle Bakuninskaya, al noreste del centro de la capital rusa. Las dos víctimas son ayudantes del sacerdote.

El sospechoso ha sido detenido. "La policía detuvo a un ciudadano de 26 años de la región de Lipetsk [suoreste de Rusia], que entró a una iglesia en la calle Bakuninskaya en la mañana del 16 de febrero e hirió a dos personas con un cuchillo. Las víctimas fueron enviadas a hospitales para recibir asistencia médica", dijo a TASS la portavoz del Ministerio del Interior ruso, Irina Volk.

La Policía está investigando las causas y circunstancias del ataque. Según testigos, el hombre parecía trastornado. "El atacante fue detenido por seis feligreses", dijo una fuente a la agencia TASS. Su nombre es Efim Efimov y se lanzó a por uno de los chicos que ayudan al sacerdote durante la ceremonia.

Kirill Sladkov, el sacerdote de la iglesia, dijo que el atacante usaba gafas, un pasamontañas y guantes de goma, y que estaba escuchando música a través de sus auriculares. "Fuimos hacia él para ver qué estaba pasando y pedirle que se fuera en silencio", dijo el sacerdote a Ren-TV. "En ese momento, tomó un cuchillo y apuñaló a mi asistente. Después de eso, todos mis ayudantes que estaban allí intentaron detenerlo y él apuñaló a otro de mis compañeros dos veces".

La iglesia de San Nicolás, que data del siglo XVI, suele estar muy concurrida los domingos por la mañana. Durante la era de Stalin fue convertida en pastelería y sufrió un gran deterioro. En 1992 fue devuelta a la Iglesia ortodoxa pero las misas no volvieron hasta 1995. Es una zona muy tranquila de Moscú donde no suele haber incidentes.

Los ataques con cuchillo no son muy habituales en Rusia, pero varios han ocurrido en el país en los últimos años. Algunos de ellos fueron reivindicados por el Estado Islámico, pero la policía no investigó oficialmente esos motivos del ataque.

En mayo de 2018 cuatro hombres armados irrumpieron en una iglesia en la región predominantemente musulmana de Chechenia. Mataron a un feligrés y a dos policías.

En febrero de 2018, un hombre de 22 años llevó a cabo un ataque similar en la república rusa de Daguestán. Llevaba un cuchillo y una escopeta y abrió fuego contra una multitud en una iglesia ortodoxa en la localidad de Kizlyar, matando a cinco mujeres e hiriendo a varias otras personas, incluidos dos policías. Un policía lo mató de un disparo.

Otro ataque ocurrió este sábado en el centro de Kaliningrado, al oeste del país. Un hombre disparó a los transeúntes con una carabina de caza. Murieron un hombre y una mujer. Al parecer eran pareja y ella estaba embarazada. Su hijo, de 13 años, lo presenció todo. Después de eso, el sospechoso decidió suicidarse y se provocó una herida en el pecho. Lo llevaron al hospital, donde murió.