Mundo

Trump: "He pagado millones de dólares en impuestos"

Trump:

"Soy el moderador de este debate, y le agradezco que me deje hacer mi trabajo" Solo iban 13 minutos de los 90 que duró el debate cuando el Chris Wallace, el periodista de la cadena de televisión Fox News, tuvo que pedir así, con exquisita educación, a Donald Trump que callara. Fue un signo de lo que iba a ser el primer debate presidencial entre Trump y el candidato demócrata Joe Biden. Porque seis minutos después, Wallace ya no podía más: "Señor presidente, ¿me puede dejar hablar?" Trump interrumpió constantemente a su rival y, a menudo, al propio Wallace, hasta el punto de que llegó a auto-otorgarse una respuesta extra pese a que el resignado periodista le decía "usted ya ha consumido sus dos minutos".

Con tanta interrupción, apenas ha habido mensaje... de ninguno de los dos candidatos. Porque Biden, aunque más atemperado de lo que ha sido la tónica en sus casi cinco décadas de carrera en la política, también entró al trapo de Trump en más ocasiones de lo que sus asesores, sin duda, le habían recomendado. Así se produjeron momentos rayanos en lo cómico, con Trump diciendo "Déjame que te haga callar, Joe", y éste respondiendo, "¿Te puedes callar, hombre?". A veces, Trump pasó a tener un tono agresivo en el sentido literal de la palabra, como cuando dijo a Biden, en tono desafiante, "no uses la palabra "listo" conmigo", y Biden cayó en el insulto ante la enésima interrupción de Trump cuando aún no habían pasado quince minutos de debate: "Deja de ladrar, hombre"

En semejante cacofonía, apenas hubo momentos memorables, de ésos que quedan para las hemerotecas y, en la era de internet, campañas y simpatizantes se dedican a rebotar incesantemente. Lo más notable: "He pagado millones de dólares en impuestos". Así respondió Trump a la información del 'New York Times', publicada el domingo, de que ha tenido impuestos cero durante la mayor parte de las últimas dos décadas, y que solo pagó 750 dólares (639 euros) en 2016 y 2017. La respuesta de Biden fue previsible: "Muéstrenos su Declaración". Pedir eso a Trump, es pedir un imposible.

Así que no hubo propuestas políticas. Eso sí, material para memes y gifs, que parece que es donde se ha situado el debate político en 2020, tenemos de sobra. Está Donald Trump, diciendo que, cuando recomendó en la Casa Blanca al público que se inyectara lejía para combatir el coronavirus, "lo decía sarcásticamente" (la lejía puede matar a quien se la inyecte). Está Joe Biden insistiendo en que el presidente "no tiene un plan", y que "este hombre paga 750 dólares de impuestos". Y están los cruces de insultos. Minuto 9, de Trump a Biden: "Eso no es cierto". Minuto 10, de Biden a Trump: "Eso es sencillamente mentira".

Trump trató de convertir el debate en un mitin. Y Biden quiso, sin éxito, presentarse como un estadista. De fondo, el nombramiento de una nueva juez del Supremo, Amy Coney Barrett, y los 206.000 muertos del Covid-19. En todo caso, y pese a la atención que les prestamos los medios de comunicación, los debates no parecen jugar un papel importante a la hora de que el votante decida su voto. Y menos en estos comicios, que se tratan más de un referéndum sobre Donald Trump que otra cosa, y en los que apenas quedan muy pocos indecisos. Por si eso fuera poco, un dato: gracias al sistema de voto anticipado existente en Estados Unidos, ya han votado casi un millón de personas.

La gran diferencia, sin embargo, es que estas elecciones no tienen parangón, porque se celebran en medio de una pandemia que prácticamente ha impedido que haya campaña. Así que en estos noventa minutos, acaso muchos estadounidenses hayan aclarado sus ideas. Aunque, visto el tono del debate, lo más probable es que el votante medio coincida con lo que Juanito dijo hace 35 años a los jugadores del Inter de Milán: "Noventa minuti son molto longos".


  • Noticias
  • Programación
  • Traductor
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Peliculas
  • Temas
  • Novak Djokovic - Mikael Ymer, en directo
  • Real Sociedad - Valencia CF
  • Getafe - Real Betis