Mundo

Todas las claves del proceso de impeachment a Donald Trump

Todas las claves del proceso de impeachment a Donald Trump

Los demócratas en la Cámara de Representantes han logrado aprobar los dos artículos del proceso de destitución o "impeachment" en una histórica votación celebrada en el Capitolio tras más de diez horas de debates. Donald Trump se convirtió por tanto este 18 de diciembre en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que deberá enfrentarse a un juicio político en el Senado Nancy Pelosi es la encargada de entregar los cargos a la cámara alta, pero tras la votación del miércoles amagó con retrasarlo mientras no vea claro que se podrá hacer un juicio político "justo". Detrás de esta estrategia de los demócrata se esconde su intención de alargar lo máximo posible el proceso, mientras que los republicanos quieren quitárselo de encima cuanto antes y que deje de ser un asunto que domine la campaña electoral.

¿Qué pasará durante el juicio político en la Cámara alta?

Una vez que quede fijada la fecha definitiva, previsiblemente en las primeras semanas de enero, el proceso se asemeja bastante al de un juicio en un tribunal y será dirigido por el actual presidente de la Corte Suprema, John Roberts. Los senadores que conforman la cámara actuarán como jurado y la Cámara de Representantes deberá elegir a un pequeño grupo de legisladores que serán los encargados de ejercer como fiscales de la acusación.

¿Pueden declarar nuevos testigos durante el juicio político?

Una vez presentados los argumentos a favor y en contra, existe la posibilidad de convocar a nuevos testigos. Desde el entorno de Trump han sugerido a Hunter Biden o al informante que reveló los detalles de su llamada con el líder ucraniano, mientras que los demócratas quieren citar al ex asesor de Seguridad Nacional John Bolton o al jefe de gabinete, Mick Mulvaney. Pero los republicanos ya han dejado claro que no van a poner las cosas fáciles.

¿Por qué es poco probable que Trump termine condenado?

No solo es por el partido que controla el Senado, que en este casos son los republicanos y aunque han cerrado filas en torno al presidente podría darse el caso de alguna deserción. Pero a diferencia de la votación en la Cámara de Representes, donde solo era necesaria una mayoría simple para continuar con el proceso, en el caso de la cámara alta las reglas obligan a que una condena al mandatario obtenga al menos dos tercios de los votos.

¿Quién asumiría sus funciones en caso de una destitución?

Tanto Andrew Johnson, en 1868, como Bill Clinton, en 1999, acabaron siendo absueltos por el Senado y nada hace presagiar que no sea el mismo escenario que le espera a Trump. Pero en el hipotético caso de que finalmente sí hubiera una condena y se procediera a su destitución, entonces sería el vicepresidente, Mike Pence, quien se convertiría en el nuevo inquilino de la Casa Blanca durante lo que resta de mandato, hasta el 20 de enero de 2021.