Mundo

Rusia aún no legisla contra el coronavirus pero aconseja quedarse en casa y no viajar al extranjero

Rusia aún no legisla contra el coronavirus pero aconseja quedarse en casa y no viajar al extranjero

El Ministerio de Sanidad sostiene que los casos detectados en las dos últimas semanas son importados de talia, Francia, Alemania, Austria, Polonia y Suiza

En las últimas 24 horas el número total de infectados por coronavirus en Rusia ha pasado de 45 a 59 personas, de ellas 33 son moscovitas. Según datos oficiales, los 14 nuevos casos de coronavirus, entre los que hay tres menores, se han detectado en Moscú capital (9), en la región siberiana de Kémerovo (2), en Kaliningrado, la antigua Prusia Oriental, (1), en San Petersburgo (1) y en la región de Moscú (1). El Ministerio de Sanidad ruso sostiene que todos los casos detectados en Rusia en las dos últimas semanas contrajeron la enfermedad en Italia, Francia, Alemania, Austria, Polonia y Suiza.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, llamó ayer a la ciudadanía a evitar viajes al extranjero y a permanecer en casa, aunque órdenes tajantes al respecto no han sido emitidas por el momento. Mishustin cree también que sería necesario restringir la celebración de acontecimientos masivos en todo el país. Las autoridades municipales de Moscú ya han prohibido cualquier evento que reúna a más de 5.000 personas y se estudia reducir aún más la cifra o suprimir directamente tales concentraciones.

Sigue vigente la obligación de observar una cuarentena domiciliaria de 14 días a todos los que lleguen de países considerados en situación «desfavorable», España, Alemania, Italia y Francia entre ellos. Por otro lado y a partir de hoy domingo, queda suspendido el paso fronterizo terrestre desde Polonia y Noruega, aunque estas restricciones de entrada en el país no afectarán a los ciudadanos de Bielorrusia, a representantes de delegaciones oficiales, ni a los que tienen un permiso de residencia en Rusia.

Los ciudadanos chinos, iraníes e italianos siguen teniendo vedado el acceso a Rusia, no así los españoles, por ahora, que podrán seguir viajando a Moscú en los vuelos que operan actualmente desde Madrid y Barcelona, cuyo número se ha reducido. Eso sí, al llegar a Rusia deberán autoaislarse durante dos semanas. Los vuelos desde otras ciudades españolas como Alicante, Málaga, Palma de Mallorca, Tenerife y Valencia han sido ya cancelados.

Los hospitales de Moscú, según una directiva dada a conocer ayer por la jefa de los servicios sanitarios de la capital, Elena Andéyeva, deberán restringir al máximo las visitas de familiares a cualquier tipo de pacientes por motivos de higiene, para lograr un mejor aislamiento de los ingresados y evitar su contagio, no sólo por COVID-19, sino también por cualquier otra infección respiratoria. Ni siquiera podrán acudir los maridos a asistir los partos de sus esposas.