Mundo

Rory Stewart, el polifacético exespía candidato a la sucesión de May

Rory Stewart, el polifacético exespía candidato a la sucesión de May

El perfil atípico del hombre cuya historia fascinó al actor estadounidense Brad Pitt, que quiso comprar los derechos sobre la historia de su vida

La fulgurante progresión del conservador Rory Stewart en la carrera para suceder a Theresa May, aunque de momento muy lejos del favorito, el exalcalde de Londres Boris Johnson, ha puesto el foco sobre el perfil atípico y sujeto a múltiples rumores del hombre cuya historia fascinó al actor estadounidense Brad Pitt, hasta tal punto que quiso comprar los derechos sobre la historia de su vida. El candidato se distingue también por su posición con respecto al Brexit: es el único en defender el mantenimiento del acuerdo firmado por May con Bruselas.

Hijo de un diplomático británico miembro de los servicios secretos de inteligencia de Reino Unido, Stewart nació en Hong Kong en 1973, se crió en Malasia y Escocia y asistió a la escuela de Eton -un centro exclusivamente masculino de inmenso prestigio que formó y sigue formando a numerosos líderes políticos de Reino Unido- antes de estudiar la carrera de Filosofía, Ciencias Políticas y Ciencias Económicas en la Universidad de Oxford.

El candidato al liderazgo conservador -y por tanto a convertirse en el nuevo primer ministro británico- fue en su juventud miembro del partido laborista británico y se le atribuye haber ejercido como profesor particular de los Príncipes Guillermo y Harry, aunque él no lo ha confirmado.

Stewart, quien es autor de varios libros -incluyendo el bestseller «The Place in Between»- en los cuales relata sus viajes a Nepal, Afganistán, Irán, Pakistán e India, se incorporó, tras graduarse en la elitista universidad británica, al Ministerio de Asuntos Exteriores. Se dedicó entonces a los asuntos diplomáticos relacionados con la independencia del Timor Oriental antes de ser nombrado representante del Reino Unido en Montenegro en 1999. Su carrera diplomática despertó sospechas de su posible pertenencia a los servicios de inteligencia británicos, lo cual, a pesar de las cuantiosas fuentes que transmitieron y retransmitieron esta información, ha sido negado por Stewart en repetidas ocasiones.

Un pólitico poco convencional

El extenso curriculum vitae del candidato también incluye la enseñanza sobre Derechos Humanos en la prestigiosa universidad estadounidense de Harvard en 2008 y su presidencia de la Fundación Montaña Turquesa, creada por el Príncipe Carlos y el expresidente afgano Karzai, en nombre de la cual se dedicó durante tres años a -entre otras cosas- la restauración de monumentos históricos y la instalación de pozos de agua potable en Kabul, Afganistán.

Este político poco convencional -en su actitud más que en su formación académica- que a principios de mes parecía no tener la menor posibilidad de suceder a May según los medios británicos, entró en el mundo de la política británica en 2010 cuando fue elegido miembro del Parlamento y ha ocupado desde entonces una multitud de cargos, incluyendo el de ministro de Estado en la oficina de Asuntos Exteriores y secretario de Estado para el Desarrollo Internacional.

En la larga lista de datos sobre Stewart también se puede incluir que su discurso -mítico en Reino Unido- sobre los erizos pronunciado ante los Comunes en 2015 fue reconocido ese mismo año como el mejor discurso parlamentario por los periódicos británicos «The Times» y «The Daily Telegraph». Esta «recompensa» se suma a la amplia colección de premios recibidos por Stewart a lo largo de su vida, la cual incluye la medalla «Livingstone», otorgada por la Sociedad Escocesa de Geografía, y el premio español de literatura de viaje del Camino del Cid.