Mundo

Rifirrafe entre Biden y Trump por la reapertura de frontera con Europa

Rifirrafe entre Biden y Trump por la reapertura de frontera con Europa

El republicano intenta que se reanuden los vuelos, pero su sustituto lo paraliza

Ya ha habido un conflicto entre administraciones de Estados Unidos en la semana de traspaso de poderes. Y a cuenta de las restricciones de entrada desde países afectados por la pandemia, entre ellos España. Al final, la frontera quedará cerrada para aquellos que no tengan la residencia permanente o la ciudadanía estadounidense.

Donald Trump intentó anular el lunes las prohibiciones de entrada impuestas debido al coronavirus a quienes vuelen de la mayoría de países Europeos, incluida España, y de Brasil. Las fronteras, dijo la Casa Blanca a la agencia Reuters, podrían volver a abrir el 26 de enero. Ese día, sin embargo, Joe Biden ya será presidente, y su portavoz ha dicho que de reabrir fronteras nada, lo contrario, se van a reforzar aun más.

Después de que Reuters filtrara esos planes, la que será portavoz de Biden en la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en la red social Twitter que este no es el momento de levantar restricciones de vuelo, sobre todo dados los índices de contagios y fallecimientos en EE.UU. «La Administración no tiene intención de levantar esas restricciones el 26 de enero» dijo Psaki. «De hecho lo que vamos a hacer es reforzar medidas de seguridad sobre viaje internacional», añadió.

La Administración impuso en marzo esas restricciones, añadidas a las de China e Irán, para prevenir contagios. Aun así, EE.UU. se convirtió pronto en el país con más contagios y más muertes, 24 millones y 400.000 respectivamente a fecha de hoy.

Esta decisión de Trump llega apenas días después de que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ordenara que todos los viajeros aéreos que lleguen a puerto estadounidense presenten una prueba de coronavirus negativa hecha 72 horas antes de que el vuelo despegue o certificando que ya han superado el coronavirus y tienen anticuerpos.

Estas pruebas ya las solicita España a quienes lleguen desde EE.UU. Desde finales de marzo, tienen prohibida la entrada a EE.UU. los ciudadanos extranjeros que hayan estado en los pasados 14 días en China, Irán, Reino Unido e Irlanda del Norte y los países del espacio Schengen.

Los países europeos afectadas son Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano.

Ver los comentarios