Mundo

París continúa abriendo sus fronteras acatando la disciplina común europea de forma flexible

París continúa abriendo sus fronteras acatando la disciplina común europea de forma flexible

El pasado 12 de junio, el Gobierno francés consideró oportuno abrirlas a la mayoría de países europeos fronterizos, con dos salvedades mayores, España y el Reino Unido

Francia comenzó y ha continuado abriendo sus fronteras según el principio de reciprocidad, adoptando la disciplina común europea de manera «flexible». El pasado 12 de junio, el Gobierno francés consideró oportuno abrir sus fronteras interiores a la mayoría de países europeos fronterizos, con dos salvedades mayores, España y el Reino Unido. El tráfico aéreo con España no empezó a liberarse hasta el día 21.

Días antes, Francia había comenzado a abrir tímidamente sus fronteras con Alemania y los países del Benelux, con los que funcionó con eficacia un modelo de cooperación bastante alta, que no llegó a funcionar con España ni con el Reino Unido.

Aceptado el principio común de la UE, Francia reabrió ayer sus fronteras al resto de los aliados y miembros del Espacio Schengen, respetando la lista de los quince países establecida.

Respetando la solidaridad dentro de la UE, Francia se reserva, siempre, su derecho nacional a la «reciprocidad». Los casos emblemáticos del Reino Unido y EE.UU. son «vigilados» con particular atención. La experiencia bilateral de París con Londres y Washington es francamente negativa. El diálogo personal de Emmanuel Macron con Boris Johnson y Donald Trump, a lo largo de la crisis sanitaria, ha estado sembrado de sobresaltos, dudas e incertidumbres. Desde la óptica francesa, la solidaridad europea debe responder, siempre, a una reciprocidad que tiene dos dimensiones: hacer un análisis común del estado de la crisis y las amenazas potenciales, pero vigilando, al mismo tiempo, la evolución del desconfinamiento con todos los países limítrofes.

Como España e Italia, Francia, gran potencia turística, anhela poder acelerar el proceso de liberalización. Pero cualquier síntoma, indicios, sospecha o evidencia de nuevos brotes, fronterizos, en particular, será vigilado y sometido a controles aleatorios.