Mundo

Oslo estrena nuevo Ejecutivo en minoría

Oslo estrena nuevo Ejecutivo en minoría

La rápida renovación del Gabinete se debe sobretodo a que las últimas encuestas apuntan a una ventaja abrumadora de la oposición de centro izquierda

Con una selfie la primera ministra noruega y líder de los conservadores de Høyre, Erna Solberg, daba este viernes el pistoletazo de partida a su nuevo ejecutivo luego que este lunes los ultraderechistas del FrP (Partido del Progreso) –el primer partido xenófobo gobernante en Europa– decidieran abandonar el Gobierno. Solberg intentará así un Ejecutivo que ahora se queda en minoría en el Storting (el Parlamento unicameral noruego), aunque los dirigentes del FrP han adelantado que seguirán puntualmente apoyando a la primera ministra.

Con vistas a las elecciones generales del próximo año que se antojan duras para los partidos de centro derecha, Solberg ha debido reemplazar o reubicar a dos tercios de los ministros con la esperanza de mantener viva las perspectivas de la coalición de cara a las elecciones. La rápida renovación del Gabinete se debe sobretodo a que las últimas encuestas apuntan a una ventaja abrumadora de la oposición de centro izquierda que podría volver a gobernar el país escandinavo el próximo año.

Solberg ha confesado en rueda de prensa este viernes que gobernar en minoría será complejo, «las deliberaciones en el Storting ya no tendrán una conclusión inevitable», ha dicho Solberg. El tamaño del Gabinete se ha reducido en dos ministerios, el veterano legislador Jan Tore Sanner cambia del ministerio de Educación al de Finanzas –que gestiona el fondo soberano más grande del mundo– y la estrella en ascenso entre los conservadores, Tina Bru de 33 años, se hará cargo de la cartera de Petróleo y Energía.

Solberg descartaba el lunes un adelanto electoral anunciando que seguiría gobernando y que reemplazaría los siete ministerios vacantes dejados por el Partido del Progreso cuya líder es la ahora exministra de Finanzas Siv Jensen. Según Jensen, «La gota que ha colmado el vaso» ha sido la decisión de Solberg de repatriar a una mujer vinculada al Daesh por «razones humanitarias», debido a que uno de sus hijos está gravemente enfermo y necesita asistencia sanitaria. La repatriación de la madre de 29 años –que se encuentra actualmente bajo arresto en Oslo– significa para Jensen no poner la seguridad de Noruega como primera prioridad.

El bloque conservador noruego –que gobierna ahora en un tripartito con los democristianos euroescépticos del KrF y los liberales de Venstre– repitió legislatura, un hecho inédito desde hace 30 años. Y a pesar que los partidos rojiverdes en la oposición –los laboristas del Ap, Los Verdes, los socialistas de Izquierda y los centristas del Sp– obtuvieron 7.000 votos más, el sistema electoral de Noruega dio a fines de 2017 la victoria en el Storting a Solberg con 89 escaños contra 80, número que queda ahora en 61 de los 169 escaños.