Mundo

Once niños y adolescentes mueren en el incendio de un cañaveral en Venezuela mientras buscaban comida

Once niños y adolescentes mueren en el incendio de un cañaveral en Venezuela mientras buscaban comida

Otra tragedia sacudió ayer a la golpeada Venezuela. Al menos 11 niños y adolescentes murieron por quemaduras durante un incendio en una zona de cultivo de caña para la producción de azúcar en Cagua, al norte del país.

Las víctimas tenían entre 10 y 18 años, de acuerdo con un informe policial al que tuvo ha tenido acceso EL MUNDO. El incendio se desató cuando cañicultores iniciaron la quema controlada de un sembradío, que luego se salió de control debido al cambio de dirección de los fuertes vientos. Las llamas arrinconaron a los jóvenes, que no tenían vías de escape.

"Hasta ahora han sido localizadas todas las víctimas que fueron reportadas desaparecidas. No hay más víctimas que las que tenemos reportadas hasta ahora, los 11 fallecidos y dos que se encuentran en terapia intensiva en el Hospital Central de Aragua", ha confirmado el director de la policía científica (CICPC), Douglas Rico.

Los jóvenes, según reportes de la prensa local, estaban cazando conejos y recogiendo caña en la zona, una forma de hacerle frente a la dura crisis económica que azota al país petrolero, con más fuerza en la provincia, donde se intensifica la escasez de alimentos y medicinas en un entorno hiperinflacionario.

El propio fiscal de Nicolas Maduro, Tarek William Saab, ha admitido que los jóvenes estaban cazando animales, aunque dijo que hacerlo es una tradición en la zona. "Los hechos ocurrieron en un cañaveral para la producción de azúcar, periódicamente se hace una quema de ese cañaveral. Salen animales de la maleza y es una tradición en el sector que se acerquen vecinos a cazar. Cambió la dirección del viento y las llamas descontroladas dejaron atrapadas a las víctimas", ha explicado Saab, asegurando que los fiscales del Ministerio Público ya hacen las investigaciones necesarias para aclarar lo ocurrido.

"Entristece profundamente que el futuro de Venezuela, nuestros niños y adolescentes, pierdan la vida en circunstancias como las ocurridas en Cagua. Esto no debió haber pasado. Mis más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas", ha reaccionado en su cuenta de Twitter desde Francia el jefe legislativo y presidente encargado Juan Guaidó.

La parlamentaria opositora Karin Salanova, del estado (región) de Aragua, ha pedido a Naciones Unidas observar con más atención la tragedia humanitaria de Venezuela y retirarle definitivamente su respaldo al régimen de Maduro. "¿Por qué se siguen calando lo que vive el pueblo de Venezuela? Estamos en una emergencia humanitaria, nuestros niños se nos mueren a diario y no hay cómo ayudarlos (...). Esos niños estaban en ese cañaveral buscando comida, buscando caña, buscando conejos. Y hay negligencia, no hay capacidad de respuesta", agregó la legisladora.