Mundo

Nicolás Maduro se congratula por su "férrea lucha" por los derechos humanos

Nicolás Maduro se congratula por su

"Desde Venezuela, país promotor de la paz y el respeto, mantenemos nuestra férrea lucha por defender los derechos básicos del ser humano. Trabajando juntos, podemos construir un mundo mejor con garantías reales para todas y todos sin distinción". Nicolás Maduro ha aprovechado hoy la celebración del Día de los Derechos Humanos para vanagloriarse de los supuestos avances logrados por su Gobierno, lo que de inmediato ha provocado la respuesta desde la oposición: "En nuestra Venezuela no hay nada que celebrar. Aquí se violan todos los derechos humanos al mismo tiempo. Estamos oprimidos por una satrapía que nos hambrea, persigue y mata", ha subrayado la diputada Delsa Solórzano, vicepresidenta del Comité de Derechos Humanos de la Unión Interparlamenaria Internacional.

A esa misma hora, dirigentes opositores salían de la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. El equipo de Michelle Bachelet ha recibido las pruebas fotográficas de la ejecución de Óscar Pérez y de sus seis compañeros, sublevados contra el chavismo.

"Elevamos una serie de denuncias y entregamos las mismas pruebas [más de 400 fotografías de la masacre de El Junquito, vídeos y documentos periciales] que en la Corte Penal Internacional. Nos manifestaron que por primera vez recibían pruebas contundentes de la masacre de El Junquito. Se va a abrir una investigación. Se lo agradecemos", ha pormenorizado el ex diputado Wilmer Azuaje a EL MUNDO.

La alta comisionada prosigue sus esfuerzos en el combate por los derechos humanos en Venezuela, incluso ha logrado varias liberaciones de presos políticos en los últimos días. Así lo ha confirmado el Foro Penal, que calcula que en la actualidad son 391 los presos políticos y 8.996 las personas "formalmente criminalizadas sin haberse cometido delito", ha asegurado Gonzalo Himiob, director de la ONG.

Para sus próximos informes de marzo, el equipo de Bachelet ya dispone de las terribles fotografías, adelantadas en exclusiva por CRÓNICA, que confirmarían la ejecución sufrida por el famoso inspector de policía y sus seis compañeros "libertarios". También recibieron los informes acerca de la persecución emprendida por el chavismo contra los diputados del Parlamento democrático y, en especial, el caso del ex parlamentario Azuaje, quien permaneció más de 400 días detenido ilegalmente en la siniestra sede de la policía política en el Helicoide de Caracas. El antiguo dirigente chavista, quien denunció la corrupción de la familia Chávez en Barinas, permaneció varios días encadenado a una tubería al lado de una escalera tras violentarse su inmunidad.

"Somos 31 diputados los que hemos sido forzados a estar fuera de Venezuela y se nos ha violando nuestra inmunidad parlamentaria. Sobre nuestras familias existen amenazas de muerte", ha recordado Franco Casella, presidente de la subcomisión de Derechos Humanos en el Parlamento democrático.

Desde el chavismo se han multiplicado en los últimos días los ataques contra Bachelet, encabezados por el propio Maduro, que acusa a la ex presidenta socialista de Chile de taparse los ojos ante lo que sucede en Bolivia y en su país . "Estaremos muy atentos al informe que presentará Bachelet en diciembre sobre Venezuela, para ver si vuelve a mentir o insultar a nuestra institución", ha adelantado hoy el fiscal gubernamental Tarek William Saab.

El informe de la alta comisionada ya detallaba las miles de ejecuciones extrasumariales sucedidas en Venezuela, incluso instaba al chavismo a disolver las Fuerzas Especiales de la Policía (FAES), creadas por Maduro en 2017 y convertidas en "batallones de exterminio", según Naciones Unidas.

"Fuerzas represoras de Maduro ejecutaron extrajudicialmente a 6.856 personas entre mayo de 2019 y mayo de 2019", ha asegurado hoy el Centro de Comunicación Nacional de la presidencia encargada. La inmensa mayoría se trata de acciones de castigo de escuadrones de las FAES en barrios pobres y populares con la excusa de perseguir a presuntos delincuentes.