Mundo

Nace Prosur, la nueva organización regional para Sudamérica

Nace Prosur, la nueva organización regional para Sudamérica

La iniciativa, cuyos preparativos lideraron los mandatarios de Chile y Colombia, lo que que desplaza el centro al eje Argentina-Brasil, suponía la participación del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien no asistió

El inicio del Foro para el Progreso y Desarrollo de América Latina, Prosur, la nueva articulación regional de once países de Sudamérica, se produjo este viernes en Santiago de Chile y que, en boca del presidente anfitrión, Sebastián Piñera, debería ser «un foro sin ideologías, sin burocracias» y que sirva para el diálogo «abierto y directo» entre sus integrantes, con respeto a la «diversidad».

Durante casi cuatro horas, Piñera lideró los debates e intercambios de los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Jair Bolsonaro; Colombia, Iván Duque; Perú, Martín Viscarra; Ecuador, Lenín Moreno; Paraguay, Mario Abdó; los vicecancilleres de Uruguay y Bolivia, así como a los embajadores representantes de Guyana y Surinam.

Si bien la agenda del encuentro, dividido en dos ejes temáticos, incluyó referencias a temas de infraestructura, salud, seguridad social, energía, seguridad, ciberseguridad, comunicaciones y defensa, desastres naturales y medio ambiente, así como otras áreas de cooperación, la cita misma representó la clausura de espacios regionales anteriores, como Unasur, Celac, ALBA e incluso Mercosur, que en su mayoría fueron impulsados por los gobiernos de izquierda y líderes como los fallecidos Hugo Chávez y Néstor Kirchner, así como Luis Inacio Lula da Silva, Rafael Correa, Evo Morales y la chilena Michelle Bachelet.

La iniciativa, cuyos preparativos lideraron los mandatarios de Chile y Colombia, lo que que desplaza el centro al eje Argentina-Brasil, suponía la participación del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien no asistió. A Nicolás Maduro no se le extendió invitación. Aunque la declaración final no hizo mención explícita a la crisis venezolana, en una de sus partes indica que es requisito para integrar el foro Prosur que en los países participantes exista «democracia y pleno respeto a los derechos humanos».

Desde Caracas, Guaidó valoró la creación de Prosur, de la cual dijo que «es el futuro de la integración suramericana, el compromiso absoluto con los derechos de nuestros pueblos, para que con el diálogo, la cooperación y el desarrollo regional participemos como iguales en una agenda económica sin tintes políticos».

Piñera, que presidirá el foro Prosur durante su primer año para luego ser reemplazado por el mandatario de Paraguay Mario Abdó, explicó que el organismo definirá una institucionalidad, un mecanismo expedito de consultas y de toma de decisiones. El objetivo del organismo, precisó, «será mejorar la calidad de vida de las personas, así como contribuir al progreso de los países».

La declaración final no fue suscrita por Bolivia, Uruguay y Surinam, que se mantendrán como «observadores» en el organismo.

La cumbre presidencial fue acompañada en los exteriores del palacio de La Moneda por una protesta pacífica de organizaciones de derechos humanos contra la presencia en Chile del brasileño Jair Bolsonaro, quien a su llegada a Santiago advirtió que no hablaría del fallecido general chileno Augusto Pinochet, de quien se ha declarado admirador.