Mundo

Muere un hombre en Arizona tras consumir un líquido para acuarios con fosfato de cloroquina

Muere un hombre en Arizona tras consumir un líquido para acuarios con fosfato de cloroquina

El compuesto en cuestión, que fue recomendado por Trump como eficaz contra el coronavirus, es un fármaco que se utiliza en el tratamiento o prevención de la malaria

Un hombre de Arizona de 60 años ha muerto después de beber líquido antiparasitario para acuarios porque entre sus ingredientes se hallaba un elemento químico del cual el presidente Donald Trump dijo en una conferencia de prensa que podría servir para curar el coronavirus.

El compuesto en cuestión es el fosfato de cloroquina, un fármaco que se utiliza en el tratamiento o prevención de la malaria, así como contra algunas enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide o el lupus. Cuando la dosis administrada es elevada, la cloroquinina es tóxica y provoca graves daños en el sistema nervioso, el corazón y el hígado.

Según dijo Trump en una conferencia de prensa sobre el coronavirus el 19 de marzo, «hay un medicamento llamado cloroquina, y algunas personas le agregarían hidroxi, hidroxicloroquina, puede ser cloroquina o hidroxicloroquina. Es un medicamento común contra la malaria. También es un medicamento utilizado para la artritis. Si alguien tiene artritis grave, lo usa de una forma algo diferente. Pero se conoce como un medicamento efectivo contra la malaria, y existe desde hace mucho tiempo y es muy poderoso. Pero lo bueno es que ha existido durante mucho tiempo, por lo que sabemos que si las cosas no salen según lo planeado, no matará a nadie».

Según la cadena NBC, que entrevistó a la viuda del fallecido, ambos vieron varios programas de televisión sobre los posibles usos de ese medicamento, que no han sido confirmados por la comunidad médica. La mujer se dio cuenta de que la cloroquina era un compuesto en el líquido que usaba para desparasitar a los peces de su acuario, así que decidió beberlo.

Según dijo la viuda a NBC: «Lo vi en una de las baldas y al leer la etiqueta dije, ¿no es ese medicamento del que todos hablan? Temíamos contagiarnos». La pareja mezcló el líquido para el acuario con un refresco y lo bebieron. En 30 minutos comenzaron a sentir nauseas. Acabaron en urgencias. Él falleció y ella está en cuidados intensivos.

El doctor Daniel Brooks, uno de los directores médicos del hospital Banner, que los trató, dice que «es comprensible que la ciudadanía busque formas de prevenir el contagio de coronavirus, pero no pueden automedicarse».