Mundo

Muere el conductor del bus francés brutalmente agredido por exigir a varios viajeros la mascarilla

Muere el conductor del bus francés brutalmente agredido por exigir a varios viajeros la mascarilla

Se trata del primer fallecido por pedir el cumplimiento de las normas. El suceso ha provocado una oleada de indignación

El conductor de autobús francés que fue agredido brutalmente por varios pasajeros por pedirles que se pusieran la mascarilla para respetar las normas de la lucha contra el coronavirus ha fallecido este viernes, según ha informado su familia. Se encontraba en estado de muerte cerebral.

Su hija Marie, de 18 años, que comunicó ayer el fatal desenlace, indicó: «Decidimos dejar que se fuera. Y los médicos pesaban igual». Tiene dos hermanas más de 21 y 24 años que esta semana participaron en una manifestación en la que expresaron su repulsa por lo ocurrido.

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en Bayona cuando la víctima, Philippe Monguillot, de 59 años, exigió a uno de los pasajeros el pago del billete y a otros tres que se pusieran la mascarilla. Como respuesta recibió una paliza y golpes en la cabeza, los más graves, que le dejaron en estado crítico.

Los cuatro sujetos, han sido acusados por su implicación en el brutal ataque por la acusación de Bayona y se encuentran en prisión: dos jóvenes, de 22 y 23 años, como sospechosos de propinar la paliza, que ahora según acusados de homicidio impruedente, y los otros dos por «no ayudar a una persona en peligro»

«Este abyecto acto o quedará impune»

Aunque ha habido ya varios ataques, se trata del primer fallecimiento motivado por pedir que se cumplan las normas de prevención para combatir el Covid. El suceso ha provocado una oleada de indignación en el país vecino que exige a las autoridades sanciones y medidas más estrictas para los que se nieguen a cumplir las medidas de seguridad. Los partidos de la derecha han calificado lo ocurrido de «asesinato».

El primer ministro Jean Castex recordó al conductor del autobús, «agredido cobardemente» y aseguró en Twitter que «la justicia castigará a los autores de este crimen abyecto». «Este acto abyecto y cobarde no debe quedar impune», tuiteó el ministro del Interior Gérald Darmanin, quien está previsto que hoy viajará a Bayona..