Mundo

Maduro impone el toque de queda en un estado fronterizo con Colombia

Maduro impone el toque de queda en un estado fronterizo con Colombia

La medida, que ha sido tomada por la supuesta entrada de paramilitares, prohíbe la circulación de personas y vehículos durante 18 horas continuas

A partir de hoy habrá toque de queda en un solo estado de Venezuela, según ha informado el régimen de Nicolás Maduro la noche de este lunes. El objetivo de esta medida es «evitar la entrada de paramilitares» y para reforzar el control sanitario en plena crisis por el coronavirus. El toque de queda afectará a los municipios Simón Bolívar y Ureña, en el estado Táchira (al occidente del país), y fronterizos con Colombia y no podrá haber ningún tipo de circulación entre las 4:00 de la tarde y las 10:00 de la mañana del día siguiente.

«Denunciamos que factores de poder que hacen vida en el Gobierno de Colombia están tratando de colar paramilitares, desertores y mercenarios para entrar y traer problemas a Venezuela (...) Hoy capturamos a tres paramilitares y un mercenario», dijo el ministro de Comunicación chavista, Jorge Rodríguez, a través de una transmisión por el canal estatal «VTV».

Entre los detenidos se encuentra «un mercenario», que, según Rodríguez, habría entrenado en uno de los campamentos que coordinaba el exgeneral venezolano, Clíver Alcalá Cordones, para intentar «perpetrar un golpe de Estado en Venezuela». Alcalá reveló recientemente desde Colombia que él estuvo gestionando el golpe contra Maduro, y que la operación había sido «aprobada» por el presidente interino Juan Guaidó.

Rodríguez explicó que los venezolanos deberán retornar por los pasos fronterizos entre Venezuela y Colombia en el horario habilitado para el tránsito. Además, anunció que se les tomarán las huellas dactilares, se les practicará la prueba del Covid-19, quedarán aislados por 14 días en el estado Táchira y «luego sí serán llevados a su destino final», agregó. Hasta ayer, en Venezuela habían sido confirmados 165 casos positivos y el virus se ha cobrado la vida de 7 personas desde el 13 de marzo, cuando apareció el Covid-19 por primera vez en el país sudamericano.

La semana pasada, y en medio de la escalada de tensión entre Venezuela y Estados Unidos, el Gobierno de Maduro movió las piezas del tablero después de que el presidente Donald Trump anunciara el despliegue de barcos militares en las costas latinoamericanas para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el Caribe, con la mirada puesta en México y Venezuela. Maduro respondió a Trump y ordenó mover sus piezas de artillería «para estar preparados para el combate por la paz». Pero hasta la fecha, no ha habido movimiento alguno en el país petrolero.

Maduro fue acusado de narcoterrorismo y lavado de dinero, y a su vez Estados Unidos ofreció 15 millones de dólares a quien logre capturar y entregar a las autoridades al dirigente chavista, 10 millones por Diosdado Cabello y otros 10 personajes del régimen.