Mundo

Los trenes sanitarios, de los conflictos del siglo XIX a los convoyes de alta velocidad para el coronavirus

Los trenes sanitarios, de los conflictos del siglo XIX a los convoyes de alta velocidad para el coronavirus

Los trenes de alta velocidad medicalizados, utilizados en Francia para evacuar a enfermos el Covid-19 hacia regiones menos afectadas, son herederos directos de los trenes sanitarios inventados a finales del siglo XIX, informa France-Presse.

Franciaha trasladado ya a 324 enfermos con coronavirus desde hospitales con problemas de saturación a otros en regiones del país con menos presión, así como también a Alemania, Suiza y Luxemburgo, informó este miércoles a Efe la Dirección General de Sanidad.

En esa cifra se incluyen los dos TGV (trenes de alta velocidad) medicalizados que salieron esta mañana de la estación parisina de Austerlitz en dirección a Bretaña (oeste del país), el primero hacia las ciudades de Saint Brieuc y Brest con 24 pacientes, y el segundo hacia Rennes con 12. Esas 36 personas se suman a los 288 enfermos graves que hasta ayer ya habían sido evacuados en todo tipo de transportes "para aliviar ciertas regiones, en particular el Gran Este e Ile de France (la región parisina)", explicó a una portavoz de la Dirección General de Sanidad.

Una idea de 1848

Según relata a France-Presse el historiador Clive Lamming, la evacuación por tren de soldados heridos se realizó por primera vez en Italia en 1848. Se volvió a ver durante la Guerra de Crimea en 1855, la Guerra de Secesión estadounidense (1861-1865) y la guerra franco-prusiana de 1870.

La Sociedad Francesa de Ayuda a los Militares Heridos causó sensación en la Exposición Universal de Viena de 1873 al presentar un modelo de tren sanitario. Estaba compuesto de un vagón médico, una farmacia, tres "vagones ambulancia" -ya exhibidos en la exposición de 1867 en París- con literas o bancos para los heridos, un refectorio y una cocina.

En 1889 se decidió en Francia crear cinco "trenes sanitarios permanentes" basados en este modelo. Compuesto por 23 vagones -16 de los cuales eran para los heridos en cama- fueron suministrados por las principales redes ferroviarias francesas y puestos bajo la dirección del servicio médico militar.

Pero pronto se volvieron insuficientes con la carnicería de la Primera Guerra Mundial. Fue entonces cuando se comenzaron a adaptar los trenes clásicos de pasajeros para transportar a heridos, ya sea sentados o acostados, cuenta en una nota histórica la compañía ferroviaria francesa SNCF.

En la guerra y en la paz

En los años 20 aparecieron los "trenes de tipo sanitario". Los bancos y las paredes de los compartimentos podían quitarse para hacer sitio a las camillas. Esta opción fue la norma hasta los años 80, dice la SNCF. En tiempos de paz, estos trenes también transportaban personas que sólo podían viajar acostadas y acompañadas por un equipo de cuidadores.

La SNCF tenía así "vagones ambulancia", permanentemente acondicionados, que permitían transportar a los pasajeros en camas o camillas. Las personas que iban de peregrinación a Lourdes fueron los principales usuarios de estos trenes hasta que fueron reformados en 2014.

El ejercicio anual de medicina de catástrofes organizado por los servicios de auxilio y los hospitales en Francia volvió a actualizar el concepto en mayo de 2019, con la utilización de un tren de alta velocidad (TGV) de dos niveles como tren sanitario para trasladar a París a las víctimas de un atentado (ficticio) en Metz.

Ahora, el modelo se ha adoptado para transportar a pacientes de Covid-19 desde las regiones norte, este y parisina hacia hospitales menos saturados en el resto del territorio francés.

El Gran Este e Ile de France (la región parisina) son las dos regiones que concentran, con diferencia, el mayor número de hospitalizados por el Covid-19 (8.615 Ile de France y 4.246 el Gran Este) y de pacientes en reanimación (1.977 y 890). En la primera han muerto 1.176 personas por esta epidemia y 1.015 en la segunda, sobre un total de 3.523 en todo el país.

Aunque la mayor parte de los traslados se han hecho hacia el oeste de Francia, donde la epidemia es menos aguda, también son significativas las realizadas a tres países limítrofes. Desde el Gran Este habían sido evacuados hasta el martes 121 pacientes a Luxemburgo, Suiza y Alemania. Las evacuaciones se han realizado en todo tipo de transportes: helicópteros, aviones y barcos.