Mundo

Los SMS que prueban hasta dónde llegó la presión de Trump a Ucrania

Los SMS que prueban hasta dónde llegó la presión de Trump a Ucrania

El Congreso estadounidense hizo públicos este jueves más de una docena de SMS que se intercambiaron diplomáticos estadounidense y asesores del presidente ucraniano en los meses de julio y agosto y que evidencia las presiones de Donald Trump a Volodomiro Zelensky para que se reabriera una investigación en contra del hijo de Joe Biden.

"Escuchado de la Casa Blanca, asumiendo que el presidente Z convence a Trump de que va a investigar / 'llegar hasta el fondo de lo que pasó' en 2016, fijaremos la fecha para una visita a Washington", escribió el entonces enviado especial de Estados Unidos para Ucrania, Kurt Volker, en un SMS enviado a un asesor de Zelensky identificado como Andrey Yermak.

El mensaje, entregado este jueves por Volker a los miembros del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representante antes de testificar a puerta cerrada en el Capitolio, fue enviado al asesor de Zelensky el pasado 25 de julio, el mismo día en que Trump llamó por teléfono al líder ucraniano para pedirle que se reabriera la investigación en contra de Hunter Biden.

Una semana antes, según otro de los SMS publicados este jueves por los congresistas, el entonces enviado especial se comunicó con el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, para recordarle que lo más importante que debía producirse en esa llamada es que "Zelensky le dijera (a Trump) que va a ayudar en la investigación".

A través de estos mensajes de texto, que recuerdan a los SMS que se intercambiaron Mariano Rajoy y Luis Bárcenas en el 2013, también queda claro que Rudy Giulianni, el abogado personal de Donald Trump, tuvo un papel relevante en los esfuerzos que se hicieron para gestionar la llamada entre ambos presidentes el pasado 25 de julio.

"La llamada ha ido bien", respondió el asesor de Zelensky a su interlocutor estadounidense en otro SMS después de la llamada de teléfono donde propone como días tentativos para la visita a la Casa Blanca entre el 20 y el 22 de septiembre, además de pedirle que recordara a Giuliani la fecha de la reunión que iban a tener unos días más tarde en Madrid.

Unas semanas más tarde, Volker envió a Sondland un borrador de declaración recibido de parte del asesor ucraniano con el que Kiev se proponía anunciar las pesquisas en contra del hijo de Biden. "Tenemos intención de iniciar y completar una investigación transparente e imparcial, incluyendo aquellos hechos que involucren a Burisma y las elecciones de 2016".

Volker presentó la semana pasada su dimisión como enviado especial de la Casa Blanca para Ucrania sin dar explicaciones, convirtiéndose en la primera "víctima" del escándalo desatado por la llamada de Trump a Zelensky, conocido como Ucraniagate y que llevó a los demócratas a iniciar un proceso de juicio político contra el presidente estadounidense.