Mundo

Los escándalos pendientes del expresidente Sarkozy

Los escándalos pendientes del expresidente Sarkozy

Si es declarado culpable puede enfrentarse a una pena de hasta diez años de prisión

Francia vive mañana un hecho inédito: un expresidente, Nicolas Sarkozy, en el banquillo de los acusados procesado por corrupción y tráfico de influencias, por lo que se enfrenta a una pena de hasta diez años de prisión si es declarado culpable. Estos son cinco de los escándalos que tiene pendiente con la justicia:

Dinero negro de Gadafi

Durante años se acusó a Sarkozy de haberse beneficiado de «donaciones» millonarias de Muamar el Gadafi para financiar la campaña presidencial de 2007. El más grave y quizá devaluado de los escándalos. Un hombre de negocios libio «confesó» haber entregado maletas de billetes a los hombres de mano de Sarkozy. Pero ha hecho unas declaraciones «desmintiendo» sus primeras acusaciones. La justicia sigue su curso.

Cuentas ilegales

Se sospecha que una empresa amiga, «Bygmalion», amañó sus cuentas para poder falsear la contabilidad, gastando mucho más de lo autorizado por la Ley para la campaña presidencial de 2012. No está clara la participación de Sarkozy en un «blanqueo» de cuentas que pudieron permitir violar la legislación electoral.

Sondeos ilegales en el Elíseo

Se sospecha que la empresa de comunicación de dos consejeros de Sarkozy pudo beneficiarse de «favores» no solo contables, trabajando para el presidente en unas condiciones de posible corrupción activa o pasiva, produciendo «estudios» al servicio del presidente.

Venta de helicópteros

Se sospecha que Sarkozy, ministro de los presupuestos del Estado, en 1995, pudo conocer las comisiones ilegales que pudieron cobrar los oscuros «íntermediarios» de dos ventas de Estado, en unas condiciones aparentemente «sospechosas». Sarkozy participó en alguna medida en las negociaciones que culminaron con la venta de helicópteros a Pakistán y Arabia Saudí. Mucho más tarde se descubrió que algunos intermediarios pudieron cobrar sustanciales comisiones... La justicia lleva años investigando en qué medida Sarkozy pudo conocer o no ese tipo de oscuras negociaciones.

Un puesto en el Consejo de Estado

Sarkozy comparecerá ante un juzgado penal por el presunto intento, junto con su abogado Thierry Herzog, de corromper a un magistrado que entonces era abogado general ante el Tribunal del Supremo, Gilbert Azibert. La acusación mantiene que Sarkozy y Herzog ofrecieron a Azibert conseguirle un puesto en el Consejo de Estado de Mónaco a cambio de ayuda en otra investigación judicial contra el expresidente.

Ver los comentarios