Mundo

Las otras muertes del Circo del Sol

Las otras muertes del Circo del Sol

Yann Arnaud moría este domingo mientras actuaba en un espectáculo del Circo del Sol en Tampa, Florida. Suspendido en el aire por unas correas Arnaud cayó al vacío y nada se pudo hacer por él. Murió a causa de las heridas.

"Toda la familia del Cirque du Soleil está conmocionada y devastada por esta tragedia. Yann ha estado con nosotros por más de 15 años y ha sido amado por todos los que tuvieron la oportunidad de conocerlo", rezaba el comunicado de la compañía.

"Estamos ofreciendo nuestra colaboración completa y transparente a las autoridades a medida que examinen las circunstancias de este accidente", ha expresado el presidente del Circo del SolDaniel Lamarre.

Arnaud, sin embargo, no es el primer acróbata del Circo que fallece durante un espectáculo. Desde que se fundara la compañía en 1984 cuatro han sido los acróbatas que han muerto en sus espectáculos o durante los ensayos.

El primero de ellos se produjo en el año 2009. El ucraniano Olexandre Jourov, apodado Sacha, fallecía en Montreal (Canadá) por las heridas producidas al caerse durante uno de los ensayos.

El artista, que tenía 24 años, se encontraba subido en un columpio cuando cayó al vacío desde una altura de aproximadamente 5 metros. "Un incidente como este nos recuerda el valor y la determinación que nuestros artistas demuestran cada día", dijo entonces el fundador del Circo del Sol, Guy Laliberte.

Según explica en su página web el Circo del Sol, la escenografía y los elementos escénicos son una parte integral "para transmitir la temática y la atmósfera de todo espectáculo del Cirque du Soleil". La creación de la escenografía sigue "ciertos criterios estéticos" que respetan "estrictas normas de seguridad". "Cada elemento es sometido a una serie de pruebas en nuestro centro de investigación y desarrollo con el fin de que sea lo más seguro posible", añaden.

Cuatro años después de la muerte de Sacha, el mundo del espectáculo conmocionaba con la muerte de Sarah Guillot-Guyard, una acróbata francesa apodada Sassoon, que fallecía en pleno espectáculo. Fue la primera artista del Circo del Sol en morir durante una de las actuaciones.

Sasssoon falleció durante una representación de Ká en el gran hotel y casino MGM Grand, en Las Vegas. Madre de dos hijos, la artista, de 31 años, formaba parte del equipo original de Ká, desde 2006, explicó entonces Laliberté, que se dijo "devastado".

"Esto nos recuerda, con increíble humildad y respecto, lo extraordinarios que son nuestros artistas cada noche", añadió entonces el fundador. Según explicaron testigos del accidente mortal, Sasssoon estaba siendo elevada desde un lado del escenario y de golpe se cayó.

Meses después la Administración de Nevada para Seguridad y Salud (OSHA) condenó a la compañía a pagar 18.400 euros por la muerte de la acróbata al concluir que llevaba un equipo inaporpiado y que el programa de protección del circo no cumplía con los estándares de seguridad. La investigación sostuvo que el cable que la sujetaba falló y fue el motivo por el que cayó al suelo

En el año 2016, durante el premontaje del show Luzia, moría Olivier Rochette, hijo de uno de los fundadores. Rochette no era acróbata sino que formaba parte del equipo técnico. Durante el ensayo, Rochette, de 42 años, se encontraba en la pista cuando fue golpeado por uno de los ascensores del espectáculo.

La Policía de San Francisco investigó los hechos que fueron calificados de accidente laboral. La muerte de Rochette hizo que los técnicos del circo revisaran todos los sistemas de seguridad y los estándares que aplica el propio circo.