Mundo

Las mujeres polacas se movilizan contra la Iglesia tras el fallo sobre el aborto del Tribunal Constitucional

Las mujeres polacas se movilizan contra la Iglesia tras el fallo sobre el aborto del Tribunal Constitucional

La decisión del Tribunal Constitucional polaco de eliminar la malformación del feto de entre los supuestos legales para la práctica del aborto ha puesto a la Iglesia Católica en una encrucijada. Tras varios días de concentraciones silenciosas frente a los templos, la Conferencia Episcopal se ha visto obligada a romper el suyo.

"Hay que encontrar el camino entre el derecho a la vida y la protección de la mujer", afirmó el presidente de la Conferencia Episcopal polaca, el arzobispo Stanislaw Gadecki, propugnando ahora por un equilibrio que ni el Gobierno ultraconservador ni el estamento religioso ha reconocido a la mujer.

La declaración tardía del arzobispo responde a los muchos incidentes que se han vivido este fin de semana en Varsovia y en otras muchas ciudades. En Poznan, por ejemplo, una veintena de activistas irrumpieron en el interior de la catedral con carteles a favor del aborto libre. En Szczecin, un centenar de jóvenes hicieron una sentada frente al altar de una de sus iglesias con pancartas que decían "esto es Polonia, no el Vaticano". En la capital, miles de mujeres se congregaron ante la sede del Constitucional, del PiS y en las inmediaciones del domicilio del líder del partido gobernante y viceprimer ministro, Jaroslaw Kaczynski. Otras, se apostaron en los templos con panfletos que mostraban la silueta de un embarazada crucificada, llamando a la movilización y contra la influencia de la Iglesia en la vida pública.

Ejemplos de intromisión no faltan. Nada más conocerse la sentencia del TC el pasado jueves, el muy conservador arzobispo de Cracovia, Marek Jedraszewski saludó el "veredicto que desde hacía tanto tiempo esperábamos. Matar a un feto enfermo o incurable es anticonstitucional".

Con la llegada del PiS al poder, la reforma de la ley del aborto ha sido uno de los principales objetivos de la legislatura. Tras un primer intento fallido en el Parlamento, ha sido ahora el Tribunal Constitucional quien impone la voluntad del Ejecutivo reduciendo al mínimo los supuestos.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en 2019 se practicaron en Polonia 1.110 abortos legales, de los que 1.074, el 96 %, se llevaron a cabo por malformación del feto.

Los colectivos para los derechos de la mujer y una salud reproductiva sostienen que esa cifra es sólo la punta del iceberg. A menos supuestos para interrumpir la gestación, más abortos clandestinos, con las consecuencias para salud la falta de condiciones de seguridad implica. Y también más turismo abortista. Se calcula que entre 80.000 y 120.000 polacas viajan cada año al extranjero para interrumpir la gestación.

Tras el fallo del TC, los únicos tres supuestos para la práctica del aborto en Polonia son violación, incesto y riesgo para la madre. Eso significa, según los colectivos de mujeres, prohibición.


  • Noticias
  • Programación
  • Traductor
  • Calendario
  • Peliculas
  • Temas
  • Barça - MoraBanc Andorra
  • Arsenal - Leicester City
  • Albacete - Rayo Vallecano
  • Málaga - Mirandés
  • Juventus - Verona