Mundo

La Justicia confirma el fraude de la familia Le Pen con fondos del Parlamento Europeo

La Justicia confirma el fraude de la familia Le Pen con fondos del Parlamento Europeo

Documentos filtrados a medios franceses indican que se montó un «chiringuito» contable y administrativo para utilizar en beneficio del Frente Nacional dinero procedente de la Eurocámara

Filtraciones judiciales confirman que el Frente Nacional (FN, extrema derecha), el partido refundado por Marine Le Pen, lleva años utilizando de manera fraudulenta los fondos, sueldos y subvenciones del Parlamento Europeo (PE).

Fundado por Jean-Marine Le Pen, padre de Marine, el FN fue el partido más votado en Francia en las elecciones europeas del 2014, cuando consiguió el 24,86 % de los votos, derrotando con severidad a la derecha a izquierda históricas.

La familia Le Pen ya aspiraba entonces, hace cinco años, a liderar a las extremas derechas europeas, con un grupo parlamentario propio, en el PE.

Sin embargo, un rosario de escándalos a repetición y un enfrentamiento brutal con su padre, obligaron a Marine Le Pen a refundar el partido de la extrema derecha francesa.

La heredera del FN decidió cambiar de nombre al partido fundado por su padre, que comenzó a llamarse Agrupación Nacional (AN) tras un congreso excepcional celebrado el 2018.

La instrucción judicial de los escándalos nacionales y europeos siguió su curso.

Varios jueces, en Bruselas, Estrasburgo y París, comenzaron a sospechar que los Le Pen, el padre, la hija y varios miembros de su partido, utilizaron de manera fraudulenta los fondos, sueldos y subvenciones del PE. Comenzó una larga y compleja batalla judicial.

Un juez ha terminado filtrando al vespertino «Le Monde» y otros medios, varios documentos comprometedores, según los cuales, la familia Le Pen y sus amigos políticos habrían montado un «chiringuito» contable y administrativo, con el fin de utilizar en beneficio de su partido, el antiguo FN, la nueva AN, los fondos financieros del Parlamento Europeo. El proceso sigue su curso. Entre otros procesos.

Hace años, la justicia francesa también abrió una investigación penal contra Marine Le Pen, tras la publicación de fotos reales o montajes fotográficos de ejecuciones terroristas, consumadas por asesinos islamistas.

En su día, la Justicia pidió un análisis psiquiátrico de Marine Le Pen, para intentar «comprender» la publicación de imágenes atroces. La presidenta del antiguo FN se negó a realizar tales exámenes. Ese proceso también sigue su curso, a la espera de una fecha todavía desconocida para ser juzgado.

Se trata de dos procesos paralelos pero inflamables: utilización ilegal de fondos europeos; publicación de imágenes que pudieran incitar al odio. Continuará.