Mundo

La estatua de una manifestante negra sustituye a un esclavista en Bristol

La estatua de una manifestante negra sustituye a un esclavista en Bristol

El pasado 7 de junio, Jen Reid, una joven de Bristol, se aupó hasta el pedestal que había dejado vacante la estatua del comerciante de esclavos Edward Colston. Desde allí, vestida de negro y con las proclamas del Black Lives Matter esparcidas a sus pies, levantó su puño en honor al movimiento y al territorio icónico conquistado al derribar la efigie. Investida ella misma como una nueva estatua de carne y hueso, la joven se convirtió en un símbolo que el artista Marc Quinn ha inmortalizado en una obra que, de forma clandestina, ha sido colocada hoy en ese mismo lugar.

"Me siento llena de orgullo... de verdad, muy orgullosa", reconocía la propia Reid en el diario The Guardian. En él, la joven recuerda cómo todo comenzó hace unas semanas, apenas unos días después de que la efigie de Colston terminase en las aguas de los muelles de la ciudad inglesa. Quinn, que hizo posar a la joven en la misma actitud, utilizó un escáner en 3D con 201 cámaras para captar hasta el más mínimo detalle para su escultura realizada en resina negra, marca distintiva del artista.

La 'unión' de ambos surgió de una publicación en Instagram del marido de Reid con una fotografía titulada "Mi mujer. Mi vida. Ella importa". Tras darle un 'Me gusta', el artista puso en marcha un proyecto bautizado como 'Una Oleada de Poder (A Surge of Power) Jen Reid 2020': "Cuando vi esa fotografía inmediatamente me vino a la cabeza que sería maravilloso poder inmortalizar ese momento. La imagen era una silueta, ya era una escultura en sí misma".

Para Quinn, que llegó exponer su trabajo en Trafalgar Square en 2004, lo más importante es el mensaje que se va a transmitir a la ciudad: "El racismo es un gran problema, un virus al que tiene que ponerse solución. Espero que esta escultura ayude a continuar con ese diálogo, que mantenga estas ideas en la mente de la gente y que sea conductora de toda esa energía. La imagen que creó Jen aquel día, ese momento en que se subió al pedestal con toda la esperanza fluyendo a través de ella, hace que la posibilidad de que se produzcan grandes cambios sea más real de lo que lo era antes".

Aun así, ni el artista ni la modelo esperan que la estatua se mantenga en su lugar, sino que tiene que ser "una chispa" que "mantenga la atención". Como no han recibido un permiso oficial para colocarla allí, será retirada y subastada con fines benéficos.

Además, y ante la posibilidad de que se critique el hecho de que sea un artista blanco el responsable de un homenaje como este, Reid no considera que lo importante sea el color de la piel, sino el compromiso con el movimiento. "Quise hacer esto con Marc Quinn porque siempre se ha preocupado de apostar por la inclusión de las minorías y por hacer pensar a la gente. No se trata de blanco o negro, si hay alguien que quiere apoyarme, eso ya es suficiente para mí", añade la joven.

  • Noticias
  • Programación
  • Traductor
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Clasificacion
  • Calendario liga
  • Peliculas
  • Temas
  • Ultima hora coronavirus