Mundo

La canciller Angela Merkel afirma en Auschwitz que la memoria de los crímenes nazis es "inseparable" de la identidad alemana

La canciller Angela Merkel afirma en Auschwitz que la memoria de los crímenes nazis es

La canciller alemana, Angela Merkel, ha llegado este viernes al antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz, en su primera visita a este símbolo del Holocausto en los 14 años que lleva al frente del Gobierno, según informa la agencia Afp. Desde allí, la líder conservadora ha afirmado que la memoria de los crímenes nazis es "inseparable" de la identidad alemana.

Su visita es además la primera de un canciller alemán desde 1995 y coincide con un auge del antisemitismo y de la extrema derecha en Alemania.

La canciller ha atravesado el portal de entrada presidido por la siniestra divisa 'Arbeit macht frei' ("El trabajo os hará libres"), acompañada por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, y por un superviviente del campo de exterminio, Stanislaw Bartnikowski, de 87 años, además de otros representantes de la comunidad judía.

En vísperas de este desplazamiento, Merkel anunció la donación de 60 millones de euros a la fundación Auschwitz-Birkenau, para el mantenimiento del lugar en el que fueron asesinados más de 1 millón de personas, la mayoría judíos, entre 1940 y 1945. La mayor parte de ellos fueron asesinados a su llegada al campo de concentración, hoy situado en Polonia.

La líder conservadora alemana ha pronunciado un discurso en Auschwitz y ha cumplido con un minuto de silencio ante el llamado Muro de la Muerte, donde se fusiló a miles de detenidos. A continuación, se desplazará a Birkenau, a tres kilómetros de distancia, para ver el lugar donde eran "seleccionados" los deportados que llegaban en tren: los más jóvenes, los más viejos y los más frágiles eran inmediatamente enviados a morir.