Mundo

La Asamblea de Guaidó rechaza el aumento del precio de la gasolina anunciado por Maduro

La Asamblea de Guaidó rechaza el aumento del precio de la gasolina anunciado por Maduro

«Irán también sufre sanciones de EE.UU. pero sus refinerías funcionan»

La Asamblea Nacional, dirigida por el presidente interino Juan Guaidó, acordó en una reunión extraordinaria rechazar por unanimidad el incremento de la gasolina tanto en bolívares como en divisas anunciado por Nicolás Maduro por considerarlo inconstitucional, especulativo y discriminatorio, y factor que favorece la corrupción de mafias y grupos de enchufados del régimen chavista.

La reunión parlamentaria extraordinaria se realizó de forma telemática con una hora de retraso, en un domingo convulsionado por los anuncios que hizo Maduro este sábado. El líder chavista lanzó un incremento de 50.000 millones por ciento por litro de gasolina sin anestesia ni consideración hacia un país que goza de las mayores reservas petrolíferas del mundo y que ahora el régimen importa de su aliado Irán.

Así, la gasolina pasó de costar 0,00001 el litro a 5.000 bolívares (2,5 centavos de dólar) subvencionada y exclusiva únicamente para los chavistas con «carnet de la patria», mientras que el resto de los venezolanos tendrán que pagarla a 0,50 dólares el litro. El salario mínimo de un trabajador es de 4 dólares al mes y la cesta familiar asciende a 232 dólares.

En el debate parlamentario, tras 21 años transcurridos sin ningún ajuste en los precios del combustible por temor a una revuelta como la del «caracazo» de 1989, participaron siete diputados, incluído su jefe el presidente interino Juan Guaidó, quien reiteró la necesidad urgente de instalar un gobierno de emergencia nacional previa salida de Nicolás Maduro.

El diputado Elías Mata abrió el fuego de la discusión seguido de Robert Alcalá, José Pratt, Carlos Bastardo, Deyalitza Aray, Marco Aurelio Quiñones y Juan Pablo Guanipa y con la clausura de Juan Guaidó que leyó el «acuerdo de rechazo al inconstitucional aumento de la gasolina anunciado por el usurpador Nicolás Maduro como consecuencia de la corrupción y de la destrucción de PDVSA por parte de su régimen».

«Inviable»

El primer vicepresidente Juan Pablo Guanipa destacó cómo durante el chavismo «los medios de comunicación fueron reducidos a su mínima expresión (200 medios cerrados), años saqueando la industria petrolera y ahora no tenemos gasolina. Lo de PDVSA es uno de los crímenes más grave de nuestra historia». «La economía ha sido destruida por la dictadura, ustedes son una plaga», dijo Guanipa al referirse al socialismo siglo XXI.

Guanipa también subrayó que el régimen de Maduro «condenó y obligó a seguir una cuarentena que el pueblo no tenía como sostener, porque no hay agua, ni gasolina, ni comida, ni medicinas, ni transporte, ni luz, si no que quieren estimular la hiperinflación con unos aumentos que son impagables, los venezolanos rechazan este aumento». Por su lado el diputado Marco Aurelio dijo: «Juntos todos debemos conformar ese Gobierno de Emergencia Nacional que permita atender la crisis del coronavirus, la crisis de la energía eléctrica, del agua y del gas, este aumento es la guinda de la torta».

El diputado Carlos Bastardo recordó que el régimen no ha invertido en la industria petrolera, «pone como excusa las sanciones de EEU pero Irán que también está sancionado tiene a sus refinerías funcionando y puede llevar gasolina a Maduro».

Bastardo sostiene que el modelo de comercialización de la gasolina propuesto por Maduro es «otra estafa y un golpe al bolsillo de los venezolanos para favorecer la corrupción a los 200 empresarios enchufados de Maduro» Por todo esto destacó la necesidad de aplicar el artículo 187 de la constitución para pedir ayuda militar internacional a través del TIAR.