Mundo

Jornada negra para Francia, inquieta, con París amenazada de bloqueos por la huelga

Jornada negra para Francia, inquieta, con París amenazada de bloqueos por la huelga

Los sindicatos han convocado 245 manifestaciones en todo el país

Jornada negra para Francia, inquieta, con París amenazada de bloqueos, durante una jornada prorrogable de huelgas, manifestaciones, protestas, movilización social y policial, una encrucijada para la presidencia de Emmanuel Macron, entre los proyectos de reforma y el riesgo de parálisis.

Los sindicatos han convocado 245 manifestaciones en toda Francia. Y espera «gran movilización». Protestan contra el proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones, que ha sido el «talón de Aquiles» de todos los presidentes de Francia, desde hace cuarenta años.

Según la SNCF (Société nationale des chemins de fer français, equivalente a la RENFE española), el 90% de los trenes de alta velocidad y el 8 % de los trenes serán «anulados».

Según las compañías del transporte público, en París y provincias, el tráfico del metro y los autobuses se verá «extremadamente perturbado».

Según el ministerio de Educación, el 55% de los maestros y profesores harán huelga en toda Francia. En París, el 78% de las escuelas e institutos estarán cerrados.

Ese es el rotro amable y convencional de la jornada de huelgas y manifestaciones.

El ministerio del Interior dice temer «explosiones» y «tensiones» de muy diversa naturaleza, provocadas, quizá, por grupúsculos extremistas (chalecos amarillos, «nuit debut», «black bock», entre otros). Entre 6.000 y 8.000 policías, gendarmes y CRS (Compañías Republicanas de Seguridad, anti disturbios) están «en pie de guerra» (preventiva) de última hora de la tarde / noche de ayer, con el fin de «sofocar» con rapidez cualquier amenaza de tensión.

Médicos, enfermeras, personal hospitalario, abogados y otras profesiones liberales, participarán de manera muy diversa en las manifestaciones sindicales, o con «acciones» propias.

Los sindicatos de estudiantes se sumarán a muchas manifestaciones, con una participación «libre».

¿Cuál es el «sentido» de esta jornada de protestas y manifestaciones?

El punto capital es la protesta global contra el proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones. A esa «bomba» se suman un rosario de protestas particulares, gremiales.

Los sindicatos amenazan con «prolongar indefinidamente» la protesta, a la manera de la gran crisis nacional del invierno 1995, cuando Francia estuvo parcialmente paralizada, durante varias semanas, por razones muy similares.

Emmanuel Macron y su Gobierno temen una imprevisible «convergencia» de conflictos, esperando que la crisis se «diluya» los próximos días.

En cualquier caso, esta jornada parece llamada a ser una encrucijada para la presidencia macroniana: Si los sindicatos «triunfasen» sería el «fin» del reformismo proyectado por Macron, devaluando todas sus ambiciones europeas. Si el presidente consigue sacar adelante su proyecto, Francia comenzaría a cambiar (¿?) una de las matrices de su «estructura» burocrática nacional. Vaya usted a saber.