Mundo

Jean-Luc Mélenchon, condenado a tres meses de prisión con suspensión de pena y una multa de 8.000 euros por intimidación

Jean-Luc Mélenchon, condenado a tres meses de prisión con suspensión de pena y una multa de 8.000 euros por intimidación

El líder del partido francés La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, fue condenado el lunes por el tribunal penal de Bobigny (en las afueras de París) a tres meses de prisión con suspensión de pena y una multa de 8.000 euros por "actos de intimidación contra un magistrado y un depositario de la autoridad pública, rebelión y provocación".

Mélenchon, el Pablo Iglesias francés, ha sido condenado por oponerse con vehemencia hace un año al registro de la sede de su partido y enfrentarse a la policía durante una investigación por posibles irregularidades en la financiación de esta formación izquierdista.

Además de Mélenchon han sido condenados varios miembros de su partido que estaban presentes en el registro a pagar multas entre 2.000 y 8.000 euros. Sólo el diputado Alexis Corriere fue absuelto.

Mélenchon protagonizó en octubre de 2018 una acalorada discusión con las autoridades que habían acudido a su casa y a la sede del partido para registrarlos en el marco de dos investigaciones preliminares de la Fiscalía de París: una investigación sobre las cuentas de la campaña presidencial de 2017 y otra sobre presuntos empleos ficticios de los asistentes de los eurodiputados de La Francia Insumisa.

Delante de las cámaras, Mélenchon se opuso tajantemente al registro. Pidió a sus simpatizantes que "derribaran la puerta" para acceder al local donde se estaba llevando el registro. "¿En nombre de qué me impiden entrar en mi local? ¿En nombre de qué? ¿Quién les ha dado esa orden?", dijo Mélenchon. En el vídeo, que se hizo viral en Francia, se oía al líder izquierdista enfrentarse a las autoridades y gritar: "Yo soy la República. Nadie me toca, mi persona es sagrada, soy parlamentario". También fue filmado empujando a un representante de la fiscalía y a un policía que trataba de intervenir.

"Circo mediático-judicial"

"Evidentemente es un juicio político", declaró a la salida del tribunal de Bobigny Mélenchon, quien denunció el "circo mediático-judicial" y "la instrumentación política de la justicia". Según el líder de la Francia Insumisa todo el proceso ha sido "una telenovela judicial" inventada por el presidente francés Emmanuel Macron y la ministra de Justicia Nicole Belloubet para perjudicarle políticamente y mancillarle.

Eric Dupond-Moretti, abogado de los policías presentes en el registro, negó durante el juicio que se tratara de una proceso político como asegura La Francia Insumisa. Este mediático abogado francés denunció "la lógica paranoica" y "el soberano desprecio" de Mélenchon.

"Pedíamos simplemente que se dirigiera a los policías y pidiera disculpas, pero no puede hacerlo porque es el Lula francés", afirmó Dupond-Moretti durante el juicio. "Aquí no estamos en Venezuela. Estamos en Francia y cuando desacatamos a un policía, somos condenados", explicó en septiembre el abogado de los policías que se constituyeron como partes civiles en el juicio.

Coincidiendo con el inicio del juicio contra los miembros de La Francia Insumisa por el tumultuoso registro de la sede de su partido, Mélenchon publicó en septiembre un libro titulado Et ainsi de suite. Un procès politique en France (Y así sucesivamente. Un proceso político en Francia), que escribió tras un viaje a América Latina que realizó este verano. En este libro, Mélenchon se presentaba como el mártir de la política francesa y denuncia ser víctima de un juicio político.

Mélenchon visitó en septiembre al ex presidente de Brasil Lula da Silva, que estaba en esos momentos encarcelado tras ser condenado a ochos años de prisión por corrupción. El líder izquierdista francés hizo entonces un paralelismo entre la condena de Lula y su "juicio político" en Francia por oponerse al registro de la sede de su partido.