Mundo

Israel suaviza el bloqueo sobre Gaza a cambio de la vuelta a la calma

Israel suaviza el bloqueo sobre Gaza a cambio de la vuelta a la calma

El gobierno israelí no reconoce de forma oficial este pacto

Cientos de camiones con frutas, verduras, combustible y material de construcción volvieron a entrar en Gaza por Kerem Shalom, único paso para la entrada de mercancías que tiene la Franja y que permanecía cerrado por orden de Israel desde el 9 de julio. Esta apertura, unida a la ampliación de la zona permitida para la pesca, simbolizaron la entrada en vigor del acuerdo de alto el fuego alcanzado por israelíes y Hamáscon la mediación de Egipto y de la ONU. De momento es un acuerdo temporal, pero los mediadores trabajan en El Cairo para hacerlo lo más duradero posible.

Gracias a este pacto, que Israel no reconoce de forma oficial, «los últimos cuatro días fueron los más tranquilos en la frontera de Gaza desde el 30 de marzo», afirmó el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, quien advirtió que «si Hamas recurre de nuevo a la violencia, replicaremos inmediatamente y de manera mucho más fuerte que antes».

Los dos millones de gazatíes, que viven bajo el bloqueo impuesto por Israel y Egipto desde hace una década, vuelven a tomar un respiro después de una semana en la que una nueva operación militar a gran escala parecía inevitable. Las facciones palestinas lanzaron cientos de cohetes al otro lado de la verja e Israel atacó más de 150 objetivos, pero finalmente ambos bandos llegaron a un acuerdo para frenar la escalada de tensión que se vive en la Franja desde el inicio de la «Gran Marcha del Retorno» el 30 de marzo. Desde entonces, miles de manifestantes se acercan a la verja de separación cada viernes y algunos lanzan globos y cometas incendiarias que han provocado graves incendios al sur de Israel. Los francotiradores israelíes han matado a 160 manifestantes y hay miles de heridos. También se han producido escaramuzas entre milicianos y soldados.

Nuevo límite de pesca

Junto a la llegada de los camiones con mercancías, los pescadores de la Franja volverán a poder faenar hasta las nueve millas náuticas. Siguen lejos de alcanzar las 20 millas recogidas en los Acuerdos de Oslo, pero se trata de un gran salto ya que desde comienzos de julio no podían alejarse más de 3 millas de la costa debido a las medidas de castigo adoptadas por Israel para presionar a Hamás.

La decisión de rebajar la presión en torno a Gaza fue criticada por el ministro de Educación, Naftali Bennett, líder del ultranacionalista «Hogar Judío», para quien «esta «calma» dará a Hamás inmunidad total para que pueda rearmarse con decenas de miles de cohetes». Amos Harel, analista del diario Haaretz, aseguró que el nuevo escenario «supone que Hamás es reconocido como contraparte importante y legítima a la hora de llegar a acuerdos» y recordó que los islamistas han logrado este estatus «a través de la lucha armada».