Mundo

Irán responde al asesinato de Soleimani con un ataque con misiles a varias bases militares de Estados Unidos en Irak

Irán responde al asesinato de Soleimani con un ataque con misiles a varias bases militares de Estados Unidos en Irak

Decenas de misiles balísticos han impactado a primera hora de este miércoles en la base aérea iraquí de Ain Al Asad, una instalación ubicada en la vasta provincia occidental de Al Anbar y en la que se encuentran desplegadas tropas estadounidenses, en una operación reivindicada por la Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica en represalia por el ataque con dron estadounidense que segó el viernes la vida del general iraní Qasem Soleimani.

Fuentes militares estadounidense han confirmado que al menos seis proyectiles han golpeado la base. Teherán, no obstante, ha elevado la cifra de misiles a decenas. "En la Operación Mártir Soleimani en las primeras horas del miércoles, decenas de misiles tierra-tierra fueron disparados contra la base estadounidense y golpearon con éxito Al Assad", ha señalado la Guardia Revolucionaria en un comunicado.

El ataque se produce tras el multitudinario funeral de Soleimani en su ciudad natal de Kerman y después de que el líder supremo iraní Ali Jamenei prometiera una "dura venganza" contra Washington por el asesinato del general que durante dos décadas cementó la influencia iraní en Oriente Próximo, desde Irak hasta Líbano o Yemen. La agencia de noticias iraní Fars ha difundido un vídeo del supuesto ataque de misiles iraníes contra la base militar.

"Ha llegado la hora de cumplir la promesa", han comenzado los Guardianes de la Revolución su comunicado de anuncio de la que ha bautizado como operación 'Venganza dura', y que ha consistido, resalta, en dos oleadas de ataques con misiles. "Advertimos al Gran Satán, al régimen vicioso y arrogante americano, de que cualquier respuesta o acción se enfrentará a respuestas más dolorosas y crueles", advirtió.

También les advirtió de que su "ejército terrorista" estará sujeto "en cualquier territorio" a toda forma de hostilidad, que hacía extensiva a Israel. "Instamos al pueblo americano a llamar a las tropas americanas a evitar más bajas y a no permitir que las vidas de sus soldados estén más en peligro por el creciente odio anti régimen de EEUU", zanjó.

El presidente estadounidense Donald Trump ha sido ya informado de la ofensiva. "Estamos al tanto de las informaciones sobre los ataques contra instalaciones estadounidense en Irak", ha reconocido portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado. "El Presidente ha sido informado y está siguiendo la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional", ha precisado Grisham.

Washington ha avanzado, además, que se han registrado otros ataques paralelos en Irak. "Irán ha lanzado más de una docena de misiles balísticos contra tropas estadounidenses y fuerzas de la coalición [la alianza internacional contra el autodenominado Estado Islámico] en Irak", ha confirmado el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, en un comunicado.

Según Hoffman, "los misiles fueron lanzados desde Irán y golpearon al menos dos bases militares iraquíes que acogen personal estadounidense en Al Asad y Erbil", la capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, en el norte del país.