Mundo

Gira europea de Mike Pompeo para contrarrestar la influencia rusa y china

Gira europea de Mike Pompeo para contrarrestar la influencia rusa y china

Más presencia militar estadounidense en Polonia, mantener a Huawei fuera de las nuevas redes de telefonía móvil 5G europeas y una mayor independencia energética de Rusia. Estos son los temas que pondrá encima de la mesa el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, durante su visita a cuatro países de Europa Central que durará hasta el sábado.

Este martes, el avión del político republicano aterrizó en el aeropuerto Vaclav Havel de Praga, capital de la República Checa, donde se quedará el miércoles, para después trasladarse a Eslovenia el jueves y a Austria el viernes. El sábado cerrará la gira en Polonia y allí se reunirá con Andrzej Duda, un fiel aliado de Trump que recientemente fue reelegido en el cargo entre acusaciones de fraude de la oposición liberal.

Pompeo asistió este martes a una conmemoración por el 75 aniversario del final de la II Guerra Mundial en la ciudad de Pilsen, que fue liberada por tropas estadounidenses de la ocupación nazi. El miércoles se reunirá con empresas tecnológicas checas y estadounidenses para hablar sobre el 5G antes de reunirse con el primer ministro checo Andrej Babis. El secretario de Estado estadounidense busca convencer a sus socios centroeuropeos de la importancia de prescindir de los servicios del gigante chino de telecomunicaciones Huawei para la construcción de redes 5G. Washington acusa a la empresa china de espionaje y considera que es una amenaza para la seguridad mundial.

Además, Pompeo planteará alternativas a los países centroeuropeos para reducir la dependencia energética de Rusia, en plena polémica por la construcción del gasoducto Nord Stream 2. La nueva infraestructura facilitará la llegada de gas desde Rusia hasta el norte de Europa, lo que preocupa a Estados Unidos, que teme que sus socios se vean condicionados políticamente por una mayor dependencia energética de Moscú.

La visita a Polonia será quizá la parada más importante de Pompeo. En Varsovia, el político estadounidense planea firmar un tratado para enviar tropas adicionales que se sumarán a las más de 4 mil unidades ya desplegadas en el país. Pronto podrían llegar hasta Polonia los nuevos contingentes, tras la reciente decisión de EE.UU. de reducir en casi 10 mil el número de soldados americanos en Alemania y trasladarlos a otros estados europeos.

Para Varsovia, estrechar lazos militares con Washington es un asunto crucial. Ambos países coinciden en su objetivo de tener a Rusia lo más debilitada posible dentro del tablero político internacional, y para ello cuentan con un instrumento que ambos países estiman por igual: la OTAN. No en vano, Donald Trump elogió recientemente a su homólogo polaco Andrzej Duda por el férreo compromiso financiero de Polonia con la organización militar.

La protección militar ante Rusia es un asunto de estado en el país eslavo. Tanto es así que Varsovia planea una nueva base militar para tropas estadounidenses y polacas que podría llevar el nombre de 'Fort Trump'. Duda ofreció poner encima de la mesa varios millones para arrancar el proyecto en una reciente visita a Washington. Las sinergias entre ambos socios parece que funcionan, y no solo al más alto nivel político, pues tropas estadounidenses y polacas llevan meses de maniobras militares conjuntas en el país.

  • Noticias
  • Programación
  • Traductor
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Clasificacion
  • Calendario liga
  • Peliculas
  • Temas
  • Internazionale - Bayer 04 Leverkusen
  • Manchester United - FC København