Mundo

Gibraltar celebra elecciones mirando a Bruselas

Gibraltar celebra elecciones mirando a Bruselas

Gibraltar acoge las elecciones generales que se antojan las más decisivas de su historia. No por las incógnitas en torno al nombre del ocupante del despacho del número 6 de Convent Place, sede del gobierno, ya que todas las encuestas apuntan al tercer triunfo, bastante claro además, de Fabián Picardo, sino por lo que puede acontecer en Bruselas en relación al Brexit y la salida del Reino Unido de la UE.

Desde las nueve de la mañana y hasta las diez de la noche los 15 colegios electorales que se distribuyen por el Peñón mantendrán abiertas sus puertas para que los más de 24.000 ciudadanos con derecho a voto, casi 1.000 más que hace cuatro años, decidan los 17 parlamentarios y un presidente que no es diputado, que ocuparán sus escaños hasta 2023.

Los aspirantes son los integrantes de la coalición GSLP/Liberales, que lidera Fabian Picardo, el GSD, con Keith Azopardi como número uno; Together Gibraltar, formación de nuevo cuño y encabezada por Marlene Hassan Nahon, además de dos candidatos independientes, Robert Vasquez y J.C. Pons.

Cabe recordar que el sistema electoral llanito está marcado por el voto a la persona. Es decir, de los 32 aspirantes, cada ciudadano puede votar a 10, aunque en Gibraltar es habitual que se opte por el voto en bloque a un partido. Son necesarios obtener nueve escaños para lograr la mayoría absoluta, actualmente el GSLP cuenta con 10 y podría repetir ese resultado. Finalmente, la ampliación de la cámara gibraltareña, que estaba prevista para antes de los comicios para pasar de 17 a 23 integrantes, no se ha llevado a cabo .

En la campaña electoral, en la que no hay jornada de reflexión, el tono ha sido bastante bajo ya que el asunto del Brexit ha copado toda la atención de ciudadanos y políticos. De hecho, hay cierto temor a que la participación sea más baja de lo habitual, en Gibraltar suele ser bastante alta.

Los resultados, como suele ocurrir, se conocerán el viernes a primera hora de la mañana en el John McKintosh Hall.

Desde el Reino Unido han enviado a representantes de Democracy Volunteers, que ejercen de observadores para que todos transcurra con normalidad.