Mundo

Francia exige a las redes sociales que atajen los mensajes de odio en línea

Francia exige a las redes sociales que atajen los mensajes de odio en línea

Denuncia que no se han tomado en serio su combate y que tuvieron un papel relevante en el crimen yihadista del profesor

El Gobierno francés quiere que las redes sociales se tomen más en serio la lucha para atajar los mensajes de odio que circulan en sus plataformas, pues considera que han tenido un papel relevante en el atentado yihadista del pasado viernes en que fue asesinado el profesor Samuel Paty.

La ministra responsable de la Ciudadanía, Marlène Schiappa, dijo este martes que "las redes sociales por ahora no se han tomado en serio lo que está ocurriendo con l os discursos de odio en línea", en una entrevista a la emisora "RTL", poco antes de una reunión en la que recibía a los responsables en Francia de algunas de esas redes, como Twitter, Facebook o Snapchat.

"No puedo aceptar que haya niños que se encuentran con vídeos de lapidación, de decapitación, con fotos terribles y que son adoctrinados. Las redes sociales deben asumir su responsabilidad", subrayó.

Schiappa recordó que los poderes públicos han desarrollado la plataforma Pharos para señalar contenidos ilícitos en línea, que desde comienzos de año ha suprimido "más de 3.000 contenidos" y anulado las referencias de 1.000 sitios internet. "Queremos que haya el mismo nivel de movilización en las redes sociales", añadió.

Actuar a nivel europeo

Por su parte, el ministro de Justicia francés, Éric Dupont-Moretti, puso el acento en que hay que actuar a nivel europeo porque la legislación actual sobre los contenidos en línea se asientan en una directiva sobre el comercio electrónico del año 2000 cuando "las redes sociales no eran lo que son ahora".

En una entrevista al diario "Le Parisien", Dupont-Moretti se pronunció por la rápida adopción por el Parlamento Europeo del texto que se discute allí sobre la retirada de los contenidos terroristas en línea. Pero, además, quiere reunir a los ministros de Justicia para regular las redes sociales " cuando permiten la expresión del odio".

En el plano nacional avanzó que aumentará la represión, y recordó que en la actualidad la difusión de vídeos ilícitosestá castigada con hasta cinco años de prisión y 75.000 euros de multa.

Unas quince personas están siendo interrogadas por la policía para determinar su eventual implicación en el atentado en el que fue decapitado Paty, de 47 años, en Conflans Sainte Honorine, entre ellos el padre de una alumna de la escuela que lanzó una campaña en línea contra el profesor de historia, en particular con un controvertido vídeo.

Ese padre reprochaba al profesor, del que publicó en redes sociales diversos elementos de su identidad, haber mostrado a sus alumnos las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión y había reclamado que fuera sancionado.

Ver los comentarios