Mundo

Florence azota la costa este de EEUU y causa "catastróficas inundaciones"

Florence azota la costa este de EEUU y causa

El huracán de categoría 1 Florence, que tocó tierra este viernes en Carolina del Norte (costa sureste de EEUU), continúa perdiendo fuerza, pero avanza lentamente dejando "catastrófica inundaciones de agua dulce" en partes de las Carolinas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó en su boletín de las 11.00 hora local (15.00 GMT) que Florence se ha debilitado y presenta vientos máximos sostenidos de 80 millas por hora (130 km/h), con un lento desplazamiento hacia el oeste-suroeste a 3 millas por hora (6 km/h). Se ubicaba a esa hora a 20 millas (30 kilómetros) al suroeste de la localidad de Wilmington (Carolina del Norte) y a 55 millas (90 kilómetros) al este-noreste de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

Los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EEUU indican que el ojo del huracán Florence "ha estado bamboleándose (en su avance) hacia el suroeste, cerca de la costa sureste de Carolina del Norte". Florence tocó tierra acompañado de intensas lluvias, inundaciones y marejada ciclónica y los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas por el agua.

"La tormenta está causando estragos en nuestro estado", dijo Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, al señalar que medio millón de personas están sin electricidad y un río tenía oleaje de hasta tres metros. "Nos enfrentamos a múltiples amenazas. Estamos profundamente preocupados por comunidades enteras que podrían ser barridas".

Los meteorólogos del NHC subrayaron en el boletín que las intensas precipitaciones "producirán catastróficas inundaciones repentinas y desbordamiento del agua de los ríos".

Florence tocó tierra a las 07.15 hora local (11.15 GMT) en Wrightsville Beach (Carolina del Norte) y, pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser hace dos días de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

La situación podría agravarse cuando la marea alcance la pleamar y se sume a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que Florence genera en la costa sureste del país. Florence, cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros en torno a su ojo, se irá debilitando según vaya adentrándose en el país y para este sábado se espera que ya sea una tormenta tropical, y el domingo depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches.

El presidente de EEUU, Donald Trump, destacó y agradeció a través de Twitter el "increíble" trabajo de las autoridades y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).