Mundo

Evo Morales impone su candidato presidencial al MAS

Evo Morales impone su candidato presidencial al MAS

Evo Morales se salió con la suya. El líder indígena ha impuesto desde su exilio de Buenos Aires quién será el candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS), que competirá para recuperar el poder perdido en las elecciones generales del 3 de mayo. Se trata del ex ministro Luis Arce, el gran arquitecto de la bonanza económica alcanzada durante la gestión revolucionaria.

"Nuestra dupla Luis Arce y David Choquehuanca es una combinación del conocimiento científico y el conocimiento originario milenario, la unidad del campo y de la ciudad, del cuerpo y del alma. Tenemos un proyecto político de liberación que ha demostrado que otra Bolivia es posible", subrayó Morales, jefe de campaña del MAS que no puede ser candidato tras ser el principal protagonista del fraude electoral del 20-O, que a la postre precipitó su caída y posterior exilio.

El líder aymara sostiene que su ticket electoral es producto de la unidad y de un intenso debate, pero la realidad es que sólo gracias a su presión se ha confirmado un binomio que relega al ex canciller Choquehuanca, favorito de los moderados. Morales está convencido de que necesita a la clase media de las grandes ciudades para ganar las elecciones a los candidatos opositores y que sólo Arce es valorado en ese sector.

La elección de los antiguos ministros de Morales conlleva el apartamiento de Andrónico Rodríguez, favorito de las bases jóvenes y de los cocaleros de Cochabamba, tan parecido al líder que ya le llaman Evito. Queda todavía por comprobar cómo aceptaran las bases sociales de La Paz y de El Alto la designación de este binomio bajo el "dedazo" de Evo, ya que la fórmula elegida en la última reunión de emergencia de la semana pasada era la formada por el ex canciller y por Andrónico.

"A veces hay que saber sacrificarnos por un proyecto político y por eso quiero que me entiendan las juventudes y especialmente el Trópico de Cochabamba", se disculpó Morales ante los seguidores de Rodríguez.

Todas las encuestas sitúan a la candidatura del MAS al frente de la carrera presidencial y su presencia en la segunda vuelta electoral se da por segura. En cambio, la oposición cuenta con varios candidatos de peso, como el ex presidente Carlos Mesa y los líderes de la cruzada cívica contra el fraude electoral.