Mundo

Emmanuel Macron intenta revivir el proceso de paz en Ucrania

Emmanuel Macron intenta revivir el proceso de paz en Ucrania

Cumbre en el Elíseo sobre Ucrania. El presidente francés intenta revivir el proceso de paz de un conflicto que dura ya cinco años y en el que han muerto 14.000 personas. Con ayuda de la canciller alemana, Angela Merkel, Emmanuel Macron acoge a los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Ucrania, Volodimir Zelesnsky.

En jerga diplomática, se conoce a este grupo de cuatro países como formato Normandía, porque la primera vez, en 2014, se reunieron en esta región francesa. La Cumbre en sí misma es un signo positivo porque no se celebraba desde hace tres años.

Flashback. Rusia se anexionó Crimea después de que un levantamiento popular prooccidental derrocara al presidente proruso. Acto seguido, grupos separatistas aparecieron en las regiones rusoparlantes del Este de Ucrania donde se proclamaron dos repúblicas en Donetsk y Lugansk, antaño bastiones industriales del país.

La cuestión de Crimea esta fuera del ámbito de la reuniones del formato Normandía. Los buenos oficios de Berlín y París desembocaron en 2015 en los acuerdos de Minsk que han reducido los combates. Pero a lo largo de un frente de 500 kilómetros hay 80.000 combatientes con tiros y muertos casi a diario. Occidente y Ucrania acusan a Rusia de financiar y de armar a los rebeldes, lo que Moscú desmiente.

Así las cosas, Macron, que tiene un frente abierto en casa con la huelga del transporte contra sus planes de reforma de las pensiones, ha jugado a fondo como mediador. Recibió a Zelensky antes de que alcanzara la Presidencia en mayo. El antiguo cómico, reservó a París su primer viaje oficial. Macron se ha acercado al Kremlin en los últimos meses y recibió a Putin en su residencia de veraneo.

Esos contactos han dado su fruto diplomático: Putin y Zelensky van a verse las caras a solas, esta noche en París. En principio después de la reunión a cuatro que se celebra en este momento y ante de una cena que no estaba en el programa. El maratón debe concluir con una comparecencia conjunta ante los medios de los cuatro líderes.

La Cumbre ha empezado por encuentros bilaterales de Macron y Merkel, por separado,con los dos líderes de los países del Este. Luego, la canciller y el presidente francés se han visto para poner en común sus puntos de vista.

No está claro si la Cumbre producirá un comunicado final o una nueva hoja de ruta.

Putin no parece dispuesto a ceder en nada esencial, por no hablar de Crimea. Zelensky, aunque se impuso en las urnas con un 70% de los votos, tampoco tiene mucho margen.

Antes de que las comitivas oficiales llegaran al Elíseo, dos militantes del grupo feminista Femen han tratado de entrar en el palacete. La policía las ha detenido. Protestaban contra Putin, último en llegar a bordo de un coche-tanque tan grande (y feo) como el del presidente americano.